La sabiduría de William Shakespeare ha fascinado al mundo por más de 4 siglos como algo casi inverosímil. El bardo inglés habló sobre un enorme rango de emociones humanas, escribió obras de teatro sobre la muerte, la venganza, el amor y la locura ambientadas en palacios, bosques e islas remotas; trató, a través de palabras, de desenmarañar los misterios del tiempo y el amor.

En voz de algunos de sus más conocidos personajes, Shakespeare supo plasmar su particular y visionaria manera de ver la vida y la naturaleza humana.

A continuación, algunas citas de su espectacular obra que bien podrían convertirse en una suerte de estrella polar para guiarnos por las aguas de la vida.

 

To weep is to make less the depth of grief” / “Llorar es hacer menos profundo el dolor”. (Enrique VI, parte 3)

En la famosa obra histórica, Ricardo, duque de York, describe cómo se siente al ser incapaz de llorar: sus entrañas arden y su silencio duele. El personaje asegura en este hermoso diálogo que las lágrimas aminoran el dolor, y es cierto. llorar, como el acto de derramarse, puede liberarnos, al menos momentáneamente, del dolor emocional y el sufrimiento.

 

Brevity is the soul of wit” / “La brevedad es el alma del ingenio”.

(Hamlet)

Tras su sorpresivo matrimonio, el corrupto rey Claudio y la reina Gertrudis reciben invitados en la corte danesa. Como un momento de introspección, Polonio, su consejero, habla sobre la costumbre de constantemente intentar definir el mundo que nos rodea y la llama una empresa sin finalidad, una pérdida de tiempo. En el contexto de la obra, esta frase habla sobre la profunda frivolidad de Polonio, pero en la vida cotidiana, la brevedad de nuestras palabras podría convertirse en un ejercicio de claridad, una invitación a expresarnos de una manera más directa y sencilla.

 

O teach me how I should forget to think!” / “¡Enséñame a dejar de pensar!”.

(Romeo y Julieta)

Al principio de la tragedia, Romeo sufre el desprecio de su amada Rosalinda, poco antes de conocer a Julieta. El joven describe sus sentimientos a su primo Benvolio: no puede dejar de pensar en la mujer que lo ha despreciado. En entonces cuando pide a su primo, desesperado, que le enseñe a dejar de pensar. Los pensamientos obsesivos, especialmente cuando nos encontramos en momentos de miedo o angustia, pueden ser letales. Dejar de pensar o pensar solamente cuando decidamos hacerlo es una de las finalidades de la meditación, e implica un necesario y sano entrenamiento de la mente.

 

Cowards die many times before their deaths; the valiant never taste of death but once” / “Los cobardes mueren muchas veces antes de su muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez”.

(Julio César)

Julio César ha tomado el mando de Roma, pero sabe que existen poderosos que desean su muerte y conspiraciones entre sus más cercanos súbditos. En una escena con su esposa Calpurnia, César, que vive asustado, habla a su consorte sobre la cobardía y el miedo, dos emociones que es preciso trabajar, pues pueden hacer que nuestras vidas parezcan una muerte perpetua.

 

Give every man thy ear, but few thy voice” / “Presta tu oído a todos, pero tu voz a pocos”.

(Hamlet)

El consejero de la corte danesa, Polonio, da este consejo a su hijo Laertes antes de su partida a Francia al inicio de la obra. Se trata de una clave esencial para mantener una comunicación coherente y efectiva, para aprender a dirigirnos a los otros con sabiduría. La imposibilidad de escuchar es una de las principales causas de las confusiones y los conflictos. Por otro lado, la sensatez y discreción a la hora de hablar son profundamente necesarias, como lo es también escoger las palabras que escuchamos y consideramos.

 

Go wisely and slowly. Those who rush stumble and fall” / “Ve con sabiduría y calma. Aquellos que se apresuran tropiezan y caen”.

(Romeo y Julieta)

Este consejo es dado por Fray Lorenzo a Romeo cuando el religioso le ofrece ayuda para poder llevar a cabo su matrimonio con Julieta. El padre habla claramente sobre la importancia de la paciencia cuando tenemos prisa en la vida. Actuar impulsivamente en un momento difícil puede ser contraproducente.

 

*Imagen: Jaen Madrid

La sabiduría de William Shakespeare ha fascinado al mundo por más de 4 siglos como algo casi inverosímil. El bardo inglés habló sobre un enorme rango de emociones humanas, escribió obras de teatro sobre la muerte, la venganza, el amor y la locura ambientadas en palacios, bosques e islas remotas; trató, a través de palabras, de desenmarañar los misterios del tiempo y el amor.

En voz de algunos de sus más conocidos personajes, Shakespeare supo plasmar su particular y visionaria manera de ver la vida y la naturaleza humana.

A continuación, algunas citas de su espectacular obra que bien podrían convertirse en una suerte de estrella polar para guiarnos por las aguas de la vida.

 

To weep is to make less the depth of grief” / “Llorar es hacer menos profundo el dolor”. (Enrique VI, parte 3)

En la famosa obra histórica, Ricardo, duque de York, describe cómo se siente al ser incapaz de llorar: sus entrañas arden y su silencio duele. El personaje asegura en este hermoso diálogo que las lágrimas aminoran el dolor, y es cierto. llorar, como el acto de derramarse, puede liberarnos, al menos momentáneamente, del dolor emocional y el sufrimiento.

 

Brevity is the soul of wit” / “La brevedad es el alma del ingenio”.

(Hamlet)

Tras su sorpresivo matrimonio, el corrupto rey Claudio y la reina Gertrudis reciben invitados en la corte danesa. Como un momento de introspección, Polonio, su consejero, habla sobre la costumbre de constantemente intentar definir el mundo que nos rodea y la llama una empresa sin finalidad, una pérdida de tiempo. En el contexto de la obra, esta frase habla sobre la profunda frivolidad de Polonio, pero en la vida cotidiana, la brevedad de nuestras palabras podría convertirse en un ejercicio de claridad, una invitación a expresarnos de una manera más directa y sencilla.

 

O teach me how I should forget to think!” / “¡Enséñame a dejar de pensar!”.

(Romeo y Julieta)

Al principio de la tragedia, Romeo sufre el desprecio de su amada Rosalinda, poco antes de conocer a Julieta. El joven describe sus sentimientos a su primo Benvolio: no puede dejar de pensar en la mujer que lo ha despreciado. En entonces cuando pide a su primo, desesperado, que le enseñe a dejar de pensar. Los pensamientos obsesivos, especialmente cuando nos encontramos en momentos de miedo o angustia, pueden ser letales. Dejar de pensar o pensar solamente cuando decidamos hacerlo es una de las finalidades de la meditación, e implica un necesario y sano entrenamiento de la mente.

 

Cowards die many times before their deaths; the valiant never taste of death but once” / “Los cobardes mueren muchas veces antes de su muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez”.

(Julio César)

Julio César ha tomado el mando de Roma, pero sabe que existen poderosos que desean su muerte y conspiraciones entre sus más cercanos súbditos. En una escena con su esposa Calpurnia, César, que vive asustado, habla a su consorte sobre la cobardía y el miedo, dos emociones que es preciso trabajar, pues pueden hacer que nuestras vidas parezcan una muerte perpetua.

 

Give every man thy ear, but few thy voice” / “Presta tu oído a todos, pero tu voz a pocos”.

(Hamlet)

El consejero de la corte danesa, Polonio, da este consejo a su hijo Laertes antes de su partida a Francia al inicio de la obra. Se trata de una clave esencial para mantener una comunicación coherente y efectiva, para aprender a dirigirnos a los otros con sabiduría. La imposibilidad de escuchar es una de las principales causas de las confusiones y los conflictos. Por otro lado, la sensatez y discreción a la hora de hablar son profundamente necesarias, como lo es también escoger las palabras que escuchamos y consideramos.

 

Go wisely and slowly. Those who rush stumble and fall” / “Ve con sabiduría y calma. Aquellos que se apresuran tropiezan y caen”.

(Romeo y Julieta)

Este consejo es dado por Fray Lorenzo a Romeo cuando el religioso le ofrece ayuda para poder llevar a cabo su matrimonio con Julieta. El padre habla claramente sobre la importancia de la paciencia cuando tenemos prisa en la vida. Actuar impulsivamente en un momento difícil puede ser contraproducente.

 

*Imagen: Jaen Madrid