Después de obtener permiso del gobierno y de los nativos de Maori, quienes consideran el lago un lugar sagrado, Klaus Thymann se sumergió en el Lago Azul con su cámara fotográfica. Fue la primera persona de la historia a la que se le permitió bucear ahí. “Fue una experiencia visual exraordinaria”, apuntó Thymann en LiveScience. “Nunca he visto nada tan claro”.

De acuerdo con Robert Merrilees, hidrólogo del Instituto de Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, la visibilidad en el lago de extiende hasta 80 metros de longitud. Eso lo hace, por mucho, el lago más claro del mundo. Es esencialmente la misma visibilidad que tiene el agua destilada, 100% pura y libre de cualquier impureza.

Blue-Lake-Photo-by-Klaus-Thymann-7

El increíble fenómeno de este lago reside en que el agua se origina en otro lago glacial más arriba, llamado Lago Constance, que a su vez es alimentado de derretimiento glaciar y se encuentra por encima de la línea de árboles. El agua de Constance es luego filtrada por rocas y corre hacia el Lago Azul, donde sólo se queda por alrededor de 24 horas antes de drenarse hacia un río. Esto explica su excepcional claridad: el agua no se queda suficiente tiempo en el Lago Azul para acumular sedimentos y otros materiales que la enturbiarían.

Blue-Lake-Photo-by-Klaus-Thymann-6

Los colores son deslumbrantes. Y de acuerdo con Thymann, las fotografías reflejan exactamente lo que él vio; y lo más bello de todo, añadió, es que el fondo del lago, lleno del más verde de los musgos, se refleja en la superficie como en un juego de espejos.

2013_clearestlake_nz_mg_1628

Las fotografías fueron parte de un proyecto para generar conciencia ambiental.

En un par de décadas, la fotografía es lo único que quedará de muchos de estos glaciares. Creo que es importante tener un legado visual de cómo se ve el mundo.

.

Después de obtener permiso del gobierno y de los nativos de Maori, quienes consideran el lago un lugar sagrado, Klaus Thymann se sumergió en el Lago Azul con su cámara fotográfica. Fue la primera persona de la historia a la que se le permitió bucear ahí. “Fue una experiencia visual exraordinaria”, apuntó Thymann en LiveScience. “Nunca he visto nada tan claro”.

De acuerdo con Robert Merrilees, hidrólogo del Instituto de Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, la visibilidad en el lago de extiende hasta 80 metros de longitud. Eso lo hace, por mucho, el lago más claro del mundo. Es esencialmente la misma visibilidad que tiene el agua destilada, 100% pura y libre de cualquier impureza.

Blue-Lake-Photo-by-Klaus-Thymann-7

El increíble fenómeno de este lago reside en que el agua se origina en otro lago glacial más arriba, llamado Lago Constance, que a su vez es alimentado de derretimiento glaciar y se encuentra por encima de la línea de árboles. El agua de Constance es luego filtrada por rocas y corre hacia el Lago Azul, donde sólo se queda por alrededor de 24 horas antes de drenarse hacia un río. Esto explica su excepcional claridad: el agua no se queda suficiente tiempo en el Lago Azul para acumular sedimentos y otros materiales que la enturbiarían.

Blue-Lake-Photo-by-Klaus-Thymann-6

Los colores son deslumbrantes. Y de acuerdo con Thymann, las fotografías reflejan exactamente lo que él vio; y lo más bello de todo, añadió, es que el fondo del lago, lleno del más verde de los musgos, se refleja en la superficie como en un juego de espejos.

2013_clearestlake_nz_mg_1628

Las fotografías fueron parte de un proyecto para generar conciencia ambiental.

En un par de décadas, la fotografía es lo único que quedará de muchos de estos glaciares. Creo que es importante tener un legado visual de cómo se ve el mundo.

.

Etiquetado: , , , , ,