Si uno cierra los ojos durante un concierto de música clásica es muy probable que vea dibujos hechos de luz o de colores, sobre todo cuando los instrumentos de cuerda toman protagonismo. Y este privilegio visual no es sólo de los sinestésicos, es de cualquiera que pueda percibir la progresión física de la música en el tiempo. El fotógrafo Stephen Orlando capturó estos movimientos acústicos, casi imperceptibles a los ojos, en una bellísima serie con luces LED.

Al localizar cuidadosamente las luces LED y dejar la cámara abierta en exposición prolongada, Orlando pudo trazar los movimientos del brazo y el arco del violín, y seguir los caminos de luz que se extienden desde el cuerpo y el instrumento. Estos fantasmagóricos arcoíris no están alterados con Photoshop, lo cual los hace tanto más espectaculares. El artista explica:

Debe existir un movimiento relativo entre el músico y la cámara para que los trazos de luz se muevan a lo largo del cuadro. Encontré que era más fácil mover la cámara en lugar de al artista. Las LEDs están programadas para cambiar de color para transmitir un sentido del tiempo. La progresión de tiempo es de izquierda a derecha en las fotos de viola y violín y de arriba abajo en las fotos de cello. Cada foto es una sola exposición y los trazos de luz no han sido modificados en postedición.

Se pueden ver más de sus piezas en Facebook o Instagram.

.

motionexposure_Violin1 motionexposure_ViolaBachCellotSuitesNo motionexposure_BachCelloSuiteNo motionexposure_ViolaSeitzConcertoNo.2-3rdMovement motionexposure_Viola1

.

Si uno cierra los ojos durante un concierto de música clásica es muy probable que vea dibujos hechos de luz o de colores, sobre todo cuando los instrumentos de cuerda toman protagonismo. Y este privilegio visual no es sólo de los sinestésicos, es de cualquiera que pueda percibir la progresión física de la música en el tiempo. El fotógrafo Stephen Orlando capturó estos movimientos acústicos, casi imperceptibles a los ojos, en una bellísima serie con luces LED.

Al localizar cuidadosamente las luces LED y dejar la cámara abierta en exposición prolongada, Orlando pudo trazar los movimientos del brazo y el arco del violín, y seguir los caminos de luz que se extienden desde el cuerpo y el instrumento. Estos fantasmagóricos arcoíris no están alterados con Photoshop, lo cual los hace tanto más espectaculares. El artista explica:

Debe existir un movimiento relativo entre el músico y la cámara para que los trazos de luz se muevan a lo largo del cuadro. Encontré que era más fácil mover la cámara en lugar de al artista. Las LEDs están programadas para cambiar de color para transmitir un sentido del tiempo. La progresión de tiempo es de izquierda a derecha en las fotos de viola y violín y de arriba abajo en las fotos de cello. Cada foto es una sola exposición y los trazos de luz no han sido modificados en postedición.

Se pueden ver más de sus piezas en Facebook o Instagram.

.

motionexposure_Violin1 motionexposure_ViolaBachCellotSuitesNo motionexposure_BachCelloSuiteNo motionexposure_ViolaSeitzConcertoNo.2-3rdMovement motionexposure_Viola1

.

Etiquetado: , , , ,