El vastu shastra es una antigua doctrina arquitectónica de la India para diseñar espacios que promuevan la salud, la prosperidad y la lucidez mental de sus residentes. Está escrita a manera de guía y se basa en el concepto de vastu, que en sánscrito significa “habitar”. Así, puede decirse que es “la doctrina de habitar” un lugar de la mejor manera posible, de acuerdo con los principios védicos de la armonía.

A diferencia del feng shui, que la cultura new age absorbió oportunamente hace algunas décadas, el vastu shastra no llegó a colarse en Occidente con la misma holgura. Su referencia más antigua, sin embargo, se encuentra en los Vedas de la literatura india, que se escribieron hace alrededor de 5,000 años; de hecho, es muy probable que de allí deriven tanto el feng shui de China como el ayurveda de la India. Pero el vastu no solamente define la manera óptima de disponer objetos dentro de un hogar, sino que se ocupa también de las bases de la construcción y la arquitectura. El más popular de sus cánones se basa en la forma del mandala, y todos giran en torno a los cinco elementos de la tradición védica: la tierra, el aire, el agua, el fuego y el espacio.

Para construir y acomodar un espacio de acuerdo al vastu shastra, el arquitecto debe tener en cuenta dos aspectos: el físico y el metafísico. A este último le concierne, por un lado, el miedo a lo desconocido y por el otro, intentar asir la naturaleza del mundo. Entre estos dos está el deseo humano de hacer las cosas bien, en conformidad y armonía con las fuerzas del mundo desconocido, y aquí es donde el diagrama del mandala se vuelve realmente útil:

De acuerdo con la mitología india, en el comienzo Brahma, el creador del universo, experimentó con una nueva criatura, un hombre cósmico que creció rápidamente y empezó a devorar todo a su paso para satisfacer su insaciable hambre. Cuando se volvió inmanejablemente grande y su sombra eclipsó el planeta, Brahma llamó a los dioses de las ocho direcciones cardinales y juntos lo sometieron. Lo aplanaron sobre la Tierra y Brahma brincó en el centro. Desde este momento Brahma le ofreció el compromiso de que sería adorado por cualquier mortal que construyera una estructura en la Tierra.

El vastu shastra muestra los principios de la construcción mandálica con un diagrama llamado vastu purusha mandala, un cuadrado metafísico donde está el hombre cósmico con la cabeza hacia el noreste y los pies al suroeste.

vastu_purush

No es usual que la arquitectura, sobre todo si involucra también la construcción de hogares y no solamente de templos, se aboque a los retos de proporcionar bases para la conducta humana en armonía con las fuerzas físicas y metafísicas del mundo. O, en otras palabras, que la arquitectura quiera guiar a sus residentes hacia la exaltación y la paz espiritual. En el aspecto físico, y siempre con base en el mandala purusha, estos son algunos de los cánones y recomendaciones para diseñar un espacio:

1. En general, las entradas son una parte muy importante del vastu y confieren muchos atributos a una casa. Estas son algunas cosas que hay que tomar en cuenta:

a) Las entradas a la casa, la sala, al estudio y al lugar de oración deben mirar al norte o al este.

b) La puerta principal debe tener dos alas y éstas no deben abrirse hacia adentro de la casa.

c) Las puertas no deben ser ruidosas. El número total de puertas y ventanas debe ser un número par (2, 4, 6…) pero no deben terminar en 0 (10, 20…). Si el marco de la puerta es negro, el dueño podría enfrentar adversidad.

2. Ninguna escalera debe estar rota o lastimada, y deben ascender en la dirección de las manecillas del reloj.

3. El interior es una de las partes más importantes de una casa. Esto es lo que el vastu shastra dice al respecto:

 a) Los colores brillantes no deben usarse en la casa.

b) Los colores fríos y claros deben utilizarse para pintar la casa.

c) No deben usarse fotografías que muestren guerra o rostros tristes; pinturas con aves cómo el búho, el cuervo, la paloma; figuras eróticas, etc… para la decoración.

 4. Las cajas de joyas o dinero deben mirar al este, para promover la prosperidad.

5. Ninguna cocina o retrete debe estar al este.

6. Las paredes que miren al oeste o al sur deben ser gruesas y altas; las que miren al norte o al este deben ser ligeras y bajas.

.

El vastu shastra es una antigua doctrina arquitectónica de la India para diseñar espacios que promuevan la salud, la prosperidad y la lucidez mental de sus residentes. Está escrita a manera de guía y se basa en el concepto de vastu, que en sánscrito significa “habitar”. Así, puede decirse que es “la doctrina de habitar” un lugar de la mejor manera posible, de acuerdo con los principios védicos de la armonía.

A diferencia del feng shui, que la cultura new age absorbió oportunamente hace algunas décadas, el vastu shastra no llegó a colarse en Occidente con la misma holgura. Su referencia más antigua, sin embargo, se encuentra en los Vedas de la literatura india, que se escribieron hace alrededor de 5,000 años; de hecho, es muy probable que de allí deriven tanto el feng shui de China como el ayurveda de la India. Pero el vastu no solamente define la manera óptima de disponer objetos dentro de un hogar, sino que se ocupa también de las bases de la construcción y la arquitectura. El más popular de sus cánones se basa en la forma del mandala, y todos giran en torno a los cinco elementos de la tradición védica: la tierra, el aire, el agua, el fuego y el espacio.

Para construir y acomodar un espacio de acuerdo al vastu shastra, el arquitecto debe tener en cuenta dos aspectos: el físico y el metafísico. A este último le concierne, por un lado, el miedo a lo desconocido y por el otro, intentar asir la naturaleza del mundo. Entre estos dos está el deseo humano de hacer las cosas bien, en conformidad y armonía con las fuerzas del mundo desconocido, y aquí es donde el diagrama del mandala se vuelve realmente útil:

De acuerdo con la mitología india, en el comienzo Brahma, el creador del universo, experimentó con una nueva criatura, un hombre cósmico que creció rápidamente y empezó a devorar todo a su paso para satisfacer su insaciable hambre. Cuando se volvió inmanejablemente grande y su sombra eclipsó el planeta, Brahma llamó a los dioses de las ocho direcciones cardinales y juntos lo sometieron. Lo aplanaron sobre la Tierra y Brahma brincó en el centro. Desde este momento Brahma le ofreció el compromiso de que sería adorado por cualquier mortal que construyera una estructura en la Tierra.

El vastu shastra muestra los principios de la construcción mandálica con un diagrama llamado vastu purusha mandala, un cuadrado metafísico donde está el hombre cósmico con la cabeza hacia el noreste y los pies al suroeste.

vastu_purush

No es usual que la arquitectura, sobre todo si involucra también la construcción de hogares y no solamente de templos, se aboque a los retos de proporcionar bases para la conducta humana en armonía con las fuerzas físicas y metafísicas del mundo. O, en otras palabras, que la arquitectura quiera guiar a sus residentes hacia la exaltación y la paz espiritual. En el aspecto físico, y siempre con base en el mandala purusha, estos son algunos de los cánones y recomendaciones para diseñar un espacio:

1. En general, las entradas son una parte muy importante del vastu y confieren muchos atributos a una casa. Estas son algunas cosas que hay que tomar en cuenta:

a) Las entradas a la casa, la sala, al estudio y al lugar de oración deben mirar al norte o al este.

b) La puerta principal debe tener dos alas y éstas no deben abrirse hacia adentro de la casa.

c) Las puertas no deben ser ruidosas. El número total de puertas y ventanas debe ser un número par (2, 4, 6…) pero no deben terminar en 0 (10, 20…). Si el marco de la puerta es negro, el dueño podría enfrentar adversidad.

2. Ninguna escalera debe estar rota o lastimada, y deben ascender en la dirección de las manecillas del reloj.

3. El interior es una de las partes más importantes de una casa. Esto es lo que el vastu shastra dice al respecto:

 a) Los colores brillantes no deben usarse en la casa.

b) Los colores fríos y claros deben utilizarse para pintar la casa.

c) No deben usarse fotografías que muestren guerra o rostros tristes; pinturas con aves cómo el búho, el cuervo, la paloma; figuras eróticas, etc… para la decoración.

 4. Las cajas de joyas o dinero deben mirar al este, para promover la prosperidad.

5. Ninguna cocina o retrete debe estar al este.

6. Las paredes que miren al oeste o al sur deben ser gruesas y altas; las que miren al norte o al este deben ser ligeras y bajas.

.

Etiquetado: , , , ,