Una de las más intensas zonas de Nueva York, famosa por ser cuna de subculturas urbanas, como el hip hop o el graffiti, además de por su alta criminalidad, es el Bronx. El año pasado, uno de cada tres residentes de este histórico barrio, pasó hambre.

Tanya Fields, “norteamericana y amante de la comida”, como ella misma se denomina, creó el camión-mercado “South Bronx Mobile Market”, para llevar comida saludable a este distrito. Para esta activista, uno de los problemas de la exclusión social y la pobreza, es la dificultad para conseguir bienes de calidad. Y cuando se trata de alimento, entonces se traduce incluso en una amenaza para la salud de esta población.

El autobús recorre el distrito y se queda durante un día completo en cada uno de los vecindarios. Además, funciona con aceite vegetal como combustible, y es abastecido por granjeros locales, lo cual permite mantener los alimentos a un precio accesible.

Fields, cree que es posible crear alternativas para las comunidades con bajos ingresos, sustentadas en mercados cooperativos que, además de llevar insumos básicos, generen una cultura saludable –en este caso alrededor de la necesidad básica por excelencia, el alimento.

Una de las más intensas zonas de Nueva York, famosa por ser cuna de subculturas urbanas, como el hip hop o el graffiti, además de por su alta criminalidad, es el Bronx. El año pasado, uno de cada tres residentes de este histórico barrio, pasó hambre.

Tanya Fields, “norteamericana y amante de la comida”, como ella misma se denomina, creó el camión-mercado “South Bronx Mobile Market”, para llevar comida saludable a este distrito. Para esta activista, uno de los problemas de la exclusión social y la pobreza, es la dificultad para conseguir bienes de calidad. Y cuando se trata de alimento, entonces se traduce incluso en una amenaza para la salud de esta población.

El autobús recorre el distrito y se queda durante un día completo en cada uno de los vecindarios. Además, funciona con aceite vegetal como combustible, y es abastecido por granjeros locales, lo cual permite mantener los alimentos a un precio accesible.

Fields, cree que es posible crear alternativas para las comunidades con bajos ingresos, sustentadas en mercados cooperativos que, además de llevar insumos básicos, generen una cultura saludable –en este caso alrededor de la necesidad básica por excelencia, el alimento.

Etiquetado: , ,