En 1929, John H. Finley, entonces presidente de la Sociedad Geográfica Americana y editor en jefe del New York Times, le regalo a la Sociedad un globo terráqueo que acabaría siendo uno de los artefactos más maravillosos sobre la exploración y la aventura; un invaluable testimonio que aún existe hoy. Finley invitó a viejos héroes de la exploración y la aviación a que dibujaran sus rutas y las firmaran sobre el globo de 45 centímetros. La Sociedad ha continuado la costumbre y, al hacerlo, ha creado un símbolo único de la insaciable sed de la humanidad por conocer cada rincón de este planeta.

globe 2Los firmantes del Fliers & Explorers Globe son hombres y mujeres que han explorado ciertos lugares de la Tierra (y sus confines) por primera vez en la historia documentada, que han alcanzado nuevos extremos de profundidad o altura, inventado nuevas formas de viajar o batido récords de aviación. “Sus logros se han hecho bajo un gran riesgo personal y físico”, comenta el sitio de la SGA.

Entre la enorme lista de exploradores que firman el globo está Amelia Earhart, primera mujer en cruzar sola el Océano Atlántico en un avión; Sir Edmund Hillary, primer montañista en llegar a la cima del Everest, o William Beebe, el biólogo marino que buceó en la batisfera (un precursor del submarino) y divulgó sus hallazgos para enormes audiencias. Por supuesto también firman personajes tan famosos como Neil Armstrong y los 13 astronautas del Apollo.

La última firma del globo ocurrió en 2012, y desde entonces 12 réplicas han sido comisionadas para repartir entre miembros de la Sociedad Geográfica y algunos museos. Pero el objeto original, que pasó de las manos de John H. Finley a tantos pioneros de la valentía exploradora de nuestra era, es imposible de valuar.

Si hiciéramos una lista de los objetos más elegantes que ha dado la historia (y la hicimos), el globo terráqueo ocuparía un brillante lugar. Aunque no necesariamente una buena herramienta de navegación, el globo a escala siempre fue es un enorme símbolo de conceptos que no podemos comprehender de todo; pero estamos en ello. Testimonio de esta empresa es el Fliers & Explorers Globe, que uno puede encontrar en el segundo piso de las modestas oficinas de la Sociedad Geográfica Americana, en Brooklyn.

.

Images courtesy of the The American Geographical Society

.

En 1929, John H. Finley, entonces presidente de la Sociedad Geográfica Americana y editor en jefe del New York Times, le regalo a la Sociedad un globo terráqueo que acabaría siendo uno de los artefactos más maravillosos sobre la exploración y la aventura; un invaluable testimonio que aún existe hoy. Finley invitó a viejos héroes de la exploración y la aviación a que dibujaran sus rutas y las firmaran sobre el globo de 45 centímetros. La Sociedad ha continuado la costumbre y, al hacerlo, ha creado un símbolo único de la insaciable sed de la humanidad por conocer cada rincón de este planeta.

globe 2Los firmantes del Fliers & Explorers Globe son hombres y mujeres que han explorado ciertos lugares de la Tierra (y sus confines) por primera vez en la historia documentada, que han alcanzado nuevos extremos de profundidad o altura, inventado nuevas formas de viajar o batido récords de aviación. “Sus logros se han hecho bajo un gran riesgo personal y físico”, comenta el sitio de la SGA.

Entre la enorme lista de exploradores que firman el globo está Amelia Earhart, primera mujer en cruzar sola el Océano Atlántico en un avión; Sir Edmund Hillary, primer montañista en llegar a la cima del Everest, o William Beebe, el biólogo marino que buceó en la batisfera (un precursor del submarino) y divulgó sus hallazgos para enormes audiencias. Por supuesto también firman personajes tan famosos como Neil Armstrong y los 13 astronautas del Apollo.

La última firma del globo ocurrió en 2012, y desde entonces 12 réplicas han sido comisionadas para repartir entre miembros de la Sociedad Geográfica y algunos museos. Pero el objeto original, que pasó de las manos de John H. Finley a tantos pioneros de la valentía exploradora de nuestra era, es imposible de valuar.

Si hiciéramos una lista de los objetos más elegantes que ha dado la historia (y la hicimos), el globo terráqueo ocuparía un brillante lugar. Aunque no necesariamente una buena herramienta de navegación, el globo a escala siempre fue es un enorme símbolo de conceptos que no podemos comprehender de todo; pero estamos en ello. Testimonio de esta empresa es el Fliers & Explorers Globe, que uno puede encontrar en el segundo piso de las modestas oficinas de la Sociedad Geográfica Americana, en Brooklyn.

.

Images courtesy of the The American Geographical Society

.

Etiquetado: , , , ,