Ahora que los Rolling Stones se han convertido en dignos gentleman de la tercera edad, y que todo, o casi todo, se ha dicho de ellos, conviene rescatar el hermoso proyecto de uno de sus integrantes, uno bastante sorpresivo: Charlie Watts.

“Ode to a Highflying Bird” es un libro ilustrado para niños sobre la historia del legendario saxofonista Charlie Parker, aka “The Bird”. Watts, a diferencia de Keith Richards o Mick Jagger, pasó su juventud escuchando jazz y en la década de los sesentas, cuando trabajaba como diseñador gráfico, encontró una manera de tributar este género musical con un cuento infantil.

Escrito y dibujado a mano, su cuento originalmente era solo una pieza más entre su portafolio como diseñador, pero cuando los Rolling Stones se consolidaron en el mundo del glamour, no falto quien se ofreciera para publicarlo. Sin embargo, esta obra pronto fue olvidada, o quizás sepultado bajo la desbordada fama del grupo.

Highflying Bird 2

Rescatarlo del olvido es preciso porque, más allá de su autor y su historia musical, es uno de esos libros que cualquier lector, esteta o amante de la música querría leerle alguna vez a sus hijos. Ode to a Highflying Bird detalla la historia de Parker: “Frustrado con lo que la vida tenía que ofrecerle en su pueblo natal, empacó su silbato, besó a su mamá de despedida y voló de su nido en Kansas con destino a Nueva York.”

El libro no se ha vuelto a editar, razón por la cual es ya una especie de objeto de culto (los precios ascienden hasta los 2,000 dólares en Amazon); sin embargo, definitivamente podría incluirse a la lista de los libros que todo niño, y adulto apreciador, debería leer.

Ahora que los Rolling Stones se han convertido en dignos gentleman de la tercera edad, y que todo, o casi todo, se ha dicho de ellos, conviene rescatar el hermoso proyecto de uno de sus integrantes, uno bastante sorpresivo: Charlie Watts.

“Ode to a Highflying Bird” es un libro ilustrado para niños sobre la historia del legendario saxofonista Charlie Parker, aka “The Bird”. Watts, a diferencia de Keith Richards o Mick Jagger, pasó su juventud escuchando jazz y en la década de los sesentas, cuando trabajaba como diseñador gráfico, encontró una manera de tributar este género musical con un cuento infantil.

Escrito y dibujado a mano, su cuento originalmente era solo una pieza más entre su portafolio como diseñador, pero cuando los Rolling Stones se consolidaron en el mundo del glamour, no falto quien se ofreciera para publicarlo. Sin embargo, esta obra pronto fue olvidada, o quizás sepultado bajo la desbordada fama del grupo.

Highflying Bird 2

Rescatarlo del olvido es preciso porque, más allá de su autor y su historia musical, es uno de esos libros que cualquier lector, esteta o amante de la música querría leerle alguna vez a sus hijos. Ode to a Highflying Bird detalla la historia de Parker: “Frustrado con lo que la vida tenía que ofrecerle en su pueblo natal, empacó su silbato, besó a su mamá de despedida y voló de su nido en Kansas con destino a Nueva York.”

El libro no se ha vuelto a editar, razón por la cual es ya una especie de objeto de culto (los precios ascienden hasta los 2,000 dólares en Amazon); sin embargo, definitivamente podría incluirse a la lista de los libros que todo niño, y adulto apreciador, debería leer.

Etiquetado: , , , ,