Los patrones circulares en los árboles son una manera en que la Tierra procesa la visualización de data, como si en sus troncos nos dejara leer su biografía codificada. Pero aunque pocos lo sepamos, o pocos hayamos hecho el ejercicio, las ágatas hacen lo mismo que los anillos de los troncos en dendrocronología.

Sus intrincadas bandas de colores son grabaciones en código de ambientes paleoclimáticos, temperaturas oscilantes, presión e interacciones químicas. Sus líneas son su historia en el mundo; su bitácora biológica para quien esté dispuesto a observarla.

Cada banda en su hermoso caos geológico representa una fase de reacción química antes de que se estabilizara y cambiara de dirección. Trasladado al ser humano, es como si cada banda fuera un evento importante, un parte aguas en la discreta existencia de su forma mineral. Los patrones del ágata pueden estar modelados intensamente en las funciones fractales moduladas con los algoritmos de movimiento brownianos.

Los patrones circulares en los árboles son una manera en que la Tierra procesa la visualización de data, como si en sus troncos nos dejara leer su biografía codificada. Pero aunque pocos lo sepamos, o pocos hayamos hecho el ejercicio, las ágatas hacen lo mismo que los anillos de los troncos en dendrocronología.

Sus intrincadas bandas de colores son grabaciones en código de ambientes paleoclimáticos, temperaturas oscilantes, presión e interacciones químicas. Sus líneas son su historia en el mundo; su bitácora biológica para quien esté dispuesto a observarla.

Cada banda en su hermoso caos geológico representa una fase de reacción química antes de que se estabilizara y cambiara de dirección. Trasladado al ser humano, es como si cada banda fuera un evento importante, un parte aguas en la discreta existencia de su forma mineral. Los patrones del ágata pueden estar modelados intensamente en las funciones fractales moduladas con los algoritmos de movimiento brownianos.

Etiquetado: , , ,