¿Únicamente los hombres filosofan? Esta pregunta podría sonar tonta, pero si se repasa rápidamente la nomenclatura filosófica, de Aristóteles a Slavoj Zizek, tal pareciera que este es un ejercicio exclusivo del género masculino. La pregunta puede ser tonta, pero quizá no tanto como suponer que las mujeres no filosofan.

Para remediar esta inmensa falta en la historia de la filosofía, la Universidad de Duke abrió recientemente un sitio de internet dedicado a mujeres que destacaron en dicha disciplina. Acertadamente, el nombre de esta iniciativa es Project Vox, pues su intención es “recuperar las voces perdidas de mujeres que han sido ignoradas en las narrativas estándar de la historia de la filosofía moderna”.

Hasta ahora, el equipo del proyecto ha reseñado la labor filosófica de cuatro mujeres: Margaret Cavendish, Anne Conway, Émilie Du Châtelet y Damaris Masham, las cuatro autoras de obras notables en donde además de discutir las ideas de contemporáneos suyos como Descartes, Spinoza o John Locke, elaboraron sus propios argumentos sobre temas como la religión, la naturaleza del mundo, el entendimiento y otros.

La tarea de Project Vox no es sencilla, pero sin duda su esfuerzo contribuye a recomponer el discurso que históricamente ha relegado la labor de las mujeres, en casi todos los ámbitos.

.

¿Únicamente los hombres filosofan? Esta pregunta podría sonar tonta, pero si se repasa rápidamente la nomenclatura filosófica, de Aristóteles a Slavoj Zizek, tal pareciera que este es un ejercicio exclusivo del género masculino. La pregunta puede ser tonta, pero quizá no tanto como suponer que las mujeres no filosofan.

Para remediar esta inmensa falta en la historia de la filosofía, la Universidad de Duke abrió recientemente un sitio de internet dedicado a mujeres que destacaron en dicha disciplina. Acertadamente, el nombre de esta iniciativa es Project Vox, pues su intención es “recuperar las voces perdidas de mujeres que han sido ignoradas en las narrativas estándar de la historia de la filosofía moderna”.

Hasta ahora, el equipo del proyecto ha reseñado la labor filosófica de cuatro mujeres: Margaret Cavendish, Anne Conway, Émilie Du Châtelet y Damaris Masham, las cuatro autoras de obras notables en donde además de discutir las ideas de contemporáneos suyos como Descartes, Spinoza o John Locke, elaboraron sus propios argumentos sobre temas como la religión, la naturaleza del mundo, el entendimiento y otros.

La tarea de Project Vox no es sencilla, pero sin duda su esfuerzo contribuye a recomponer el discurso que históricamente ha relegado la labor de las mujeres, en casi todos los ámbitos.

.

Etiquetado: , ,