Hasta hace no mucho, la realidad digital se debatía entre lo utópico y lo onírico. Un mundo fascinante pero restringido por la pantalla. No obstante, las técnicas de proyección digital han posibilitado que estos mundos converjan con el nuestro. Lo que en su momento Michel Foucault llamaría heterotopia –contra-espacios filtrados en la realidad– es probablemente lo que hoy sucede con exposiciones digitales como “DMM. PLANETS” que entre otras cosas, asume la tarea de sobreponer territorios fantásticos en el espacio ordinario.

El colectivo japonés TeamLab –quienes por cierto se hacen llamar así mismos “ultratecnólogos,”–, reunió las mejores de sus obras para montar esta exhibición en Tokio durante el mes de agosto. Ahí figuran cuatro instalaciones digitales e ilusorias, que enfatizan en la importancia de la interacción de las personas con su imaginación y la excitante posibilidad de proyectar nuestras fantasías en tiempo real.

A través de una serie de sensores, luces LED y una sofisticada app, los visitantes pueden modificar la secuencia de ilusiones a su modo. No hay un patrón de recorrido, cada uno puede vagar de un mundo a otro y crear las dimensiones que a su imaginación le plazcan.

“Wander through the Crystal Universe” es quizá la instalación más notable de las cuatro. Miles de luces LED trazan una especie de gráfica en un espacio nulo, permitiendo que la explosión de estrellas reaccione con la presencia humana. “Drawing on the water surface with lotus flowers” es otra pieza memorable: un estanque de agua donde el espectador puede introducirse, literalmente, para jugar con los peces koi digitales, que pigmentan el espacio y responden a los movimientos del agua.

La imaginación, advierte esta exposición, se encuentra constantemente reclamando el mundo. En el mejor de los casos, nos da cabida para proyectar territorios fantásticos como una visión de lo que algún día llegará a contener el futuro. A fin de cuentas ¿no es la imaginación el vehículo por excelencia para navegar realidades alternas?

* Imágenes cortesía © teamLab Inc.

 

Hasta hace no mucho, la realidad digital se debatía entre lo utópico y lo onírico. Un mundo fascinante pero restringido por la pantalla. No obstante, las técnicas de proyección digital han posibilitado que estos mundos converjan con el nuestro. Lo que en su momento Michel Foucault llamaría heterotopia –contra-espacios filtrados en la realidad– es probablemente lo que hoy sucede con exposiciones digitales como “DMM. PLANETS” que entre otras cosas, asume la tarea de sobreponer territorios fantásticos en el espacio ordinario.

El colectivo japonés TeamLab –quienes por cierto se hacen llamar así mismos “ultratecnólogos,”–, reunió las mejores de sus obras para montar esta exhibición en Tokio durante el mes de agosto. Ahí figuran cuatro instalaciones digitales e ilusorias, que enfatizan en la importancia de la interacción de las personas con su imaginación y la excitante posibilidad de proyectar nuestras fantasías en tiempo real.

A través de una serie de sensores, luces LED y una sofisticada app, los visitantes pueden modificar la secuencia de ilusiones a su modo. No hay un patrón de recorrido, cada uno puede vagar de un mundo a otro y crear las dimensiones que a su imaginación le plazcan.

“Wander through the Crystal Universe” es quizá la instalación más notable de las cuatro. Miles de luces LED trazan una especie de gráfica en un espacio nulo, permitiendo que la explosión de estrellas reaccione con la presencia humana. “Drawing on the water surface with lotus flowers” es otra pieza memorable: un estanque de agua donde el espectador puede introducirse, literalmente, para jugar con los peces koi digitales, que pigmentan el espacio y responden a los movimientos del agua.

La imaginación, advierte esta exposición, se encuentra constantemente reclamando el mundo. En el mejor de los casos, nos da cabida para proyectar territorios fantásticos como una visión de lo que algún día llegará a contener el futuro. A fin de cuentas ¿no es la imaginación el vehículo por excelencia para navegar realidades alternas?

* Imágenes cortesía © teamLab Inc.

 

Etiquetado: ,