En La República, Platón decreta que el estudio de la ciencia de los números tiende a despertar ese órgano en el cerebro que los antiguos describían como “el ojo de la sabiduría” (mismo que ahora se conoce en fisiología como la glándula pineal). El modelo actual de enseñar matemáticas, sin embargo, hace muy poco por despertar a esa alta mente. Incluso la geometría, aunque basada en los Elementos de Euclides, es estudiada por la simple razón de adquirir conocimiento de otras partes de las matemáticas dependientes de ella. Pero aunque no sepamos mucho sobre las matemáticas ni la filosofía pitagórica del número, todos tenemos un numero querido, un favorito entre las infinitas posibilidades de elección, y la mayoría de nosotros no sabemos por qué. Quizás tenga que ver con un cierto arquetipo o una resonancia abstracta con una parte de la naturaleza. Pero para estudiar este fenómeno del “número favorito”, el matemático y escritor para The Guardian, Alex Bellos, comenzó a recabar información sobre el tema.

Bellos abrió el sitio http://favouritenumber.net, y le pidió al público que votara por su número favorito y explicara su razón. Más de 44,000 personas votaron. En el transcurso del proyecto, el matemático notó algunos patrones interesantes. “Definitivamente”, apuntó, “las razones no matemáticas fueron más frecuentes que las matemáticas. Fechas y cumpleaños son las más comunes”. También notó que los números nones son más persistentes que los pares. Pero en China el número 8 es popular porque rima con “prosperidad”, y el 4 es infame porque rima con “muerte”.

Mi teoría, la cual no es científicamente probada, es que usamos números pares para referirnos a cosas aproximadas. Cuando decimos 100, casi nunca queremos decir exactamente 100, queremos decir aproximadamente 100. Así que 100 se siente increíblemente vago. ¿Por qué tendrías algo tan vago como favorito?

Bellos acaba de anunciar los resultados en la BBC y en su nuevo libro, Alex Through the Looking Glass:

En tercer lugar quedó el número 8: muy probablemente porque muchos chinos votaron y porque la forma del número en sí es una alusión al infinito.

En segundo lugar quedó el número 3: el símbolo geométrico más profundo de todos, de acuerdo a Pitágoras.

Y en primer lugar quedó el número 7: llamado el número perfecto por Pitágoras ya que, entre otras cosas, es la base de la “Música de las esferas”.

“La reacción emocional más fuerte es hacia el número 7”, dice Bellos, “y esto ha sido verdad a lo largo de la historia”. Lo curioso es que nadie sabe muy bien por qué. El número menos favorito del mundo resultó ser el 110, ya que, dice Bellos, es el número entero más pequeño que no tuvo un sólo voto.

Este estudio sólo atestigua la superstición o afinidad humana por el número como significante de algo que no podemos explicar, pero que de acuerdo a los griegos es la base de una sabiduría suprema, con la cual se construye el universo. Y esto, tal vez no se trate de una casualidad, ¿o si?

.

En La República, Platón decreta que el estudio de la ciencia de los números tiende a despertar ese órgano en el cerebro que los antiguos describían como “el ojo de la sabiduría” (mismo que ahora se conoce en fisiología como la glándula pineal). El modelo actual de enseñar matemáticas, sin embargo, hace muy poco por despertar a esa alta mente. Incluso la geometría, aunque basada en los Elementos de Euclides, es estudiada por la simple razón de adquirir conocimiento de otras partes de las matemáticas dependientes de ella. Pero aunque no sepamos mucho sobre las matemáticas ni la filosofía pitagórica del número, todos tenemos un numero querido, un favorito entre las infinitas posibilidades de elección, y la mayoría de nosotros no sabemos por qué. Quizás tenga que ver con un cierto arquetipo o una resonancia abstracta con una parte de la naturaleza. Pero para estudiar este fenómeno del “número favorito”, el matemático y escritor para The Guardian, Alex Bellos, comenzó a recabar información sobre el tema.

Bellos abrió el sitio http://favouritenumber.net, y le pidió al público que votara por su número favorito y explicara su razón. Más de 44,000 personas votaron. En el transcurso del proyecto, el matemático notó algunos patrones interesantes. “Definitivamente”, apuntó, “las razones no matemáticas fueron más frecuentes que las matemáticas. Fechas y cumpleaños son las más comunes”. También notó que los números nones son más persistentes que los pares. Pero en China el número 8 es popular porque rima con “prosperidad”, y el 4 es infame porque rima con “muerte”.

Mi teoría, la cual no es científicamente probada, es que usamos números pares para referirnos a cosas aproximadas. Cuando decimos 100, casi nunca queremos decir exactamente 100, queremos decir aproximadamente 100. Así que 100 se siente increíblemente vago. ¿Por qué tendrías algo tan vago como favorito?

Bellos acaba de anunciar los resultados en la BBC y en su nuevo libro, Alex Through the Looking Glass:

En tercer lugar quedó el número 8: muy probablemente porque muchos chinos votaron y porque la forma del número en sí es una alusión al infinito.

En segundo lugar quedó el número 3: el símbolo geométrico más profundo de todos, de acuerdo a Pitágoras.

Y en primer lugar quedó el número 7: llamado el número perfecto por Pitágoras ya que, entre otras cosas, es la base de la “Música de las esferas”.

“La reacción emocional más fuerte es hacia el número 7”, dice Bellos, “y esto ha sido verdad a lo largo de la historia”. Lo curioso es que nadie sabe muy bien por qué. El número menos favorito del mundo resultó ser el 110, ya que, dice Bellos, es el número entero más pequeño que no tuvo un sólo voto.

Este estudio sólo atestigua la superstición o afinidad humana por el número como significante de algo que no podemos explicar, pero que de acuerdo a los griegos es la base de una sabiduría suprema, con la cual se construye el universo. Y esto, tal vez no se trate de una casualidad, ¿o si?

.

Etiquetado: , , ,