Los faros, eternos pastores de barcos nocturnos, tienen el suficiente halo fantasmal para encantar a cualquiera. Pero en el mundo quedan pocos faros rodeados de mar, faros que están allí para alertar sobre los bancos de arena que se esconden bajo las mareas negras que han llevado a tantos navegantes a encallar. Uno de ellos, el único que queda en todos los mares del Reino Unido, es el Faro Whiteford.

Localizado cerca de la costa de Whiteford Point, al sur de Gales, este faro fue construido en 1865 por Llanelli Harbour y es el único faro de fundición metalúrgica, rodeado de mar, que le queda a Inglaterra. Mide aproximadamente 18 metros de altura y está compuesto de seis cursos de placas de hierro fundido, gracias a las cuales sus colores evocan arrecifes, barcos hundidos, sarro, atardeceres que van de verde a anaranjado hasta dejar entrar el cielo entre las láminas de fierro.

Whiteford

El Faro Whiteford extinguió su luz en 1921 y ahora queda como un símbolo sólido en la preeminencia líquida que lo azota con olas gigantes cada noche y lo inunda violentamente en tiempos de tormenta.

img

En algún lugar la escritora Menchu Gutiérrez anotó: “En el lugar donde los haces se interrumpen y son devorados por la oscuridad, allí está el fin del mundo”. Entonces el fin del mundo quizá esté donde no alcanza a llegar la luz del faro, y entonces, el Whiteford ya es parte del fin. Queda como un señor victoriano, impávido al oleaje, atestiguando el tiempo.

.

Los faros, eternos pastores de barcos nocturnos, tienen el suficiente halo fantasmal para encantar a cualquiera. Pero en el mundo quedan pocos faros rodeados de mar, faros que están allí para alertar sobre los bancos de arena que se esconden bajo las mareas negras que han llevado a tantos navegantes a encallar. Uno de ellos, el único que queda en todos los mares del Reino Unido, es el Faro Whiteford.

Localizado cerca de la costa de Whiteford Point, al sur de Gales, este faro fue construido en 1865 por Llanelli Harbour y es el único faro de fundición metalúrgica, rodeado de mar, que le queda a Inglaterra. Mide aproximadamente 18 metros de altura y está compuesto de seis cursos de placas de hierro fundido, gracias a las cuales sus colores evocan arrecifes, barcos hundidos, sarro, atardeceres que van de verde a anaranjado hasta dejar entrar el cielo entre las láminas de fierro.

Whiteford

El Faro Whiteford extinguió su luz en 1921 y ahora queda como un símbolo sólido en la preeminencia líquida que lo azota con olas gigantes cada noche y lo inunda violentamente en tiempos de tormenta.

img

En algún lugar la escritora Menchu Gutiérrez anotó: “En el lugar donde los haces se interrumpen y son devorados por la oscuridad, allí está el fin del mundo”. Entonces el fin del mundo quizá esté donde no alcanza a llegar la luz del faro, y entonces, el Whiteford ya es parte del fin. Queda como un señor victoriano, impávido al oleaje, atestiguando el tiempo.

.

Etiquetado: , , ,