Las diseñadoras y emprendedoras Sophie Pester y Catharina Bruns comenzaron el proyecto workisnotajob (“el trabajo no es un empleo”) en el 2012, con la idea de inspirar a la gente a adoptar una filosofía de vida donde el trabajo fuera una experiencia lúdica y no una cárcel para obtener los medios para sobrevivir.

Con su maravilloso manifiesto, workisnotajob nos aporta una serie de insights o visiones sobre nuestros hábitos de trabajo, sobre lo que entendemos comúnmente por esta palabra, y cómo reprogramar nuestras ideas acerca del trabajo puede llevarnos a adoptar como forma de vida nuestra verdadera vocación.

Y es que el trabajo en nuestros días se ha convertido en una penosa obligación. Tenemos un sistema económico que pareciera jugar en nuestra contra, pero ¿qué pasaría si tratamos de utilizarlo a nuestro favor en lugar de tratar de cumplir sus imprecisas exigencias?

Toda prisión es una prisión mental: parafraseando al conde de Montecristo en la inolvidable novela de Alejandro Dumas, nadie puede encerrar en una prisión material a alguien que es libre en su interior.

El manifiesto de workisnotajob nos hace replantearnos el trabajo como un medio y no como un fin en sí mismo: un medio para encontrar nuestro verdadero talento y enriquecer al mundo ejerciéndolo.

En su página oficial podemos leer:

-“Trabajo” es transferencia de energía.

-Nos gusta transferir nuestra energía hacia algo creativo e inspirador.

-Los sueños poderosos inspiran acciones poderosas que pueden cambiar nuestro mundo.

-¡Eres lo que haces!

-Si te activas, llegarás a algo.

-Algo con lo que puedes trabajar.

-Sigue a tu corazón, o por siempre te recordará que te falta algo.

-El mundo es tu sala de juegos, no tu prisión.

-Trabaja en lo que amas y compártelo con el mundo.

-Eres responsable del talento que se te ha confiado. Ve, trabaja con él.

-Lo que haces cada día es más importante que lo que haces de vez en cuando.

-Cuando haces lo que amas, todos los días –si te levantas y estás emocionado acerca de lo que haces, eso es bueno para todos.

-Ten una visión por la que puedas luchar, sueña, crea, inspira.

-¡Lo que haces es importante!

.

Las diseñadoras y emprendedoras Sophie Pester y Catharina Bruns comenzaron el proyecto workisnotajob (“el trabajo no es un empleo”) en el 2012, con la idea de inspirar a la gente a adoptar una filosofía de vida donde el trabajo fuera una experiencia lúdica y no una cárcel para obtener los medios para sobrevivir.

Con su maravilloso manifiesto, workisnotajob nos aporta una serie de insights o visiones sobre nuestros hábitos de trabajo, sobre lo que entendemos comúnmente por esta palabra, y cómo reprogramar nuestras ideas acerca del trabajo puede llevarnos a adoptar como forma de vida nuestra verdadera vocación.

Y es que el trabajo en nuestros días se ha convertido en una penosa obligación. Tenemos un sistema económico que pareciera jugar en nuestra contra, pero ¿qué pasaría si tratamos de utilizarlo a nuestro favor en lugar de tratar de cumplir sus imprecisas exigencias?

Toda prisión es una prisión mental: parafraseando al conde de Montecristo en la inolvidable novela de Alejandro Dumas, nadie puede encerrar en una prisión material a alguien que es libre en su interior.

El manifiesto de workisnotajob nos hace replantearnos el trabajo como un medio y no como un fin en sí mismo: un medio para encontrar nuestro verdadero talento y enriquecer al mundo ejerciéndolo.

En su página oficial podemos leer:

-“Trabajo” es transferencia de energía.

-Nos gusta transferir nuestra energía hacia algo creativo e inspirador.

-Los sueños poderosos inspiran acciones poderosas que pueden cambiar nuestro mundo.

-¡Eres lo que haces!

-Si te activas, llegarás a algo.

-Algo con lo que puedes trabajar.

-Sigue a tu corazón, o por siempre te recordará que te falta algo.

-El mundo es tu sala de juegos, no tu prisión.

-Trabaja en lo que amas y compártelo con el mundo.

-Eres responsable del talento que se te ha confiado. Ve, trabaja con él.

-Lo que haces cada día es más importante que lo que haces de vez en cuando.

-Cuando haces lo que amas, todos los días –si te levantas y estás emocionado acerca de lo que haces, eso es bueno para todos.

-Ten una visión por la que puedas luchar, sueña, crea, inspira.

-¡Lo que haces es importante!

.

Etiquetado: , , ,