Desde que se crearon máquinas para producir sonidos, la cantidad de aparatos analógicos y digitales utilizados como fontanales de inspiración para la mente es incalculable. En este sentido, los sintetizadores llegaron al mundo como una esperanzadora parrilla de miles de resonancias que, más allá de un legado musical, se esforzaban técnicamente en compartirle al mundo un innovador (y esencialmente poético) lenguaje.

A propósito de ello, dentro de esta amplia colección de artefactos que reconectan con el sonido del entorno, figura un reciente proyecto online que dedica su permanencia en la red, sencillamente, a sintetizar los cantos que producen las ballenas.

WhaleSynth es el nombre de la herramienta para jugar con estas encantadoras frecuencias. Con tan sólo un pequeño menú, el sintetizador permite modular el sonido de tres especies diferentes, además del coro (o número de ballenas involucradas), el anclaje (la profundidad del océano) y los pliegues (que resuenan en una suerte de eco precioso). Además, el proyecto comparte un instrumento diseñado para los músicos que utilizan Ableton Live y desean modificar el sonido de estas ballenas con mayor fidelidad.

Aunque se trata de un modulador muy básico, WhaleSynth es capaz de construir sorpresivas melodías musicales de manera muy concreta, y el resultado de esta sencilla mezcla de canales es fascinante. No es de extrañarse, ya que a fin de cuentas estamos jugando con los sonidos más secretos y melódicos de los mares. Y el sonido de los cetáceos ha probado ser, literalmente, una especie de lenguaje musical, constituido por “frases” que se repiten cada ciertos minutos formando un “tema”, y estos temas, a su vez, conforman una suerte de melodía (o, quizá, un discurso).

Si bien el porqué del canto que producen las ballenas es aún objeto de especulación y misterio, su sonido sigue asombrando a quienes han tenido la oportunidad de escucharlas en las nebulosas lejanías. Por fortuna, y facilitando una mayor intimidad con estos cantos, alguien creó WhaleSynth.

 

*Imagen: Dominio Público

Desde que se crearon máquinas para producir sonidos, la cantidad de aparatos analógicos y digitales utilizados como fontanales de inspiración para la mente es incalculable. En este sentido, los sintetizadores llegaron al mundo como una esperanzadora parrilla de miles de resonancias que, más allá de un legado musical, se esforzaban técnicamente en compartirle al mundo un innovador (y esencialmente poético) lenguaje.

A propósito de ello, dentro de esta amplia colección de artefactos que reconectan con el sonido del entorno, figura un reciente proyecto online que dedica su permanencia en la red, sencillamente, a sintetizar los cantos que producen las ballenas.

WhaleSynth es el nombre de la herramienta para jugar con estas encantadoras frecuencias. Con tan sólo un pequeño menú, el sintetizador permite modular el sonido de tres especies diferentes, además del coro (o número de ballenas involucradas), el anclaje (la profundidad del océano) y los pliegues (que resuenan en una suerte de eco precioso). Además, el proyecto comparte un instrumento diseñado para los músicos que utilizan Ableton Live y desean modificar el sonido de estas ballenas con mayor fidelidad.

Aunque se trata de un modulador muy básico, WhaleSynth es capaz de construir sorpresivas melodías musicales de manera muy concreta, y el resultado de esta sencilla mezcla de canales es fascinante. No es de extrañarse, ya que a fin de cuentas estamos jugando con los sonidos más secretos y melódicos de los mares. Y el sonido de los cetáceos ha probado ser, literalmente, una especie de lenguaje musical, constituido por “frases” que se repiten cada ciertos minutos formando un “tema”, y estos temas, a su vez, conforman una suerte de melodía (o, quizá, un discurso).

Si bien el porqué del canto que producen las ballenas es aún objeto de especulación y misterio, su sonido sigue asombrando a quienes han tenido la oportunidad de escucharlas en las nebulosas lejanías. Por fortuna, y facilitando una mayor intimidad con estos cantos, alguien creó WhaleSynth.

 

*Imagen: Dominio Público