Cuando un criminal acusado es encerrado en una cárcel, nosotros como país o sociedad asumimos que estará experimentado algún tipo de “rehabilitación”. Sin embargo en la mayoría de los casos la realidad es otra. Se topan allí con incluso más violencia y oscuridad. Muchos de los reclusos por lo tanto buscan su propia rehabilitación o reconexión espiritual como una metáfora de la libertad. El fotógrafo Serge J-F. Levy, en su serie Religion in Prision, encontró la manera de entrar al mundo de esa búsqueda mística dentro de las barras de distintas prisiones de alta seguridad a lo largo de Estados Unidos. Levy nos dice:

Sin tener ninguna predisposición personal a ninguna actividad religiosa, sino teniendo una fascinación con cómo las personas pueden trabajar con su espiritualidad y la sanación de sus almas, estuve interesado en cómo esto estaba sucediendo en un ambiente que parecía ser todo menos conductivo de eso.

Su proyecto muestra cómo la religión sirve funciones multifacéticas para los reclusos: se vuelve una identidad y una oportunidad para desarrollar un círculo social; se integra al arte que producen, los acompaña en todos los momentos de aislamiento y soledad y le da un sentido al espacio y al tiempo.

3_serge-j-f-levyc2011-faith-14 3_serge-j-f-levyc2011-faith-06 3_serge-j-f-levyc2011-faith-08

Levy dedicó dos años y medio a este proyecto, el cual lo llevó a visitar seis prisiones de máxima seguridad en estados que incluyen Pensilvania, Minnesota y Luisiana. Obviamente tener acceso a estas prisiones no fue fácil, pero pudo conseguir los permisos justo porque que no estaba buscando “grietas en los retretes ni las condiciones deplorables de los reclusos”, sino algo que posiblemente pudiera redimir la imagen pública de la prisión.

Sus fotografías muestran una diversidad de religiones y prácticas espirituales que van desde musulmanes, judíos, cristianos y budistas hasta practicantes de la Wicca. Las experiencias religiosas que nos muestra su serie, que ocurren en ambientes tan hostiles y oscuros, tienen algo extra, como un aura que devela un lado realmente solemne de los reclusos.

Hay un deseo sincero por parte de muchos de los reclusos de tratar de entender el estado de su alma”, dice Levy. “Están tratando de entender su predicamento, y creo que no es raro que la espiritualidad en la prisión se parezca mucho a una forma de terapia o análisis. Creo que hay una forma de introspección y evaluación de nuestra vida que sucede con estos ambientes religiosos, especialmente en uno a uno con los capellanes. No esperaba ver eso, y es fascinante.

Su serie es realmente eficiente en tanto que muestra este lado impostergable de la espiritualidad y la búsqueda de un vínculo con algo más importante que el individuo solo. Cuando no queda más que la redención metafísica –porque el cuerpo físico está atrapado–, entonces ocurren toda suerte de eventos poderosos y fundamentales del espíritu.

3_serge-j-f-levyc2011-faith-16  3_serge-j-f-levyc2011-faith-04

.

Cuando un criminal acusado es encerrado en una cárcel, nosotros como país o sociedad asumimos que estará experimentado algún tipo de “rehabilitación”. Sin embargo en la mayoría de los casos la realidad es otra. Se topan allí con incluso más violencia y oscuridad. Muchos de los reclusos por lo tanto buscan su propia rehabilitación o reconexión espiritual como una metáfora de la libertad. El fotógrafo Serge J-F. Levy, en su serie Religion in Prision, encontró la manera de entrar al mundo de esa búsqueda mística dentro de las barras de distintas prisiones de alta seguridad a lo largo de Estados Unidos. Levy nos dice:

Sin tener ninguna predisposición personal a ninguna actividad religiosa, sino teniendo una fascinación con cómo las personas pueden trabajar con su espiritualidad y la sanación de sus almas, estuve interesado en cómo esto estaba sucediendo en un ambiente que parecía ser todo menos conductivo de eso.

Su proyecto muestra cómo la religión sirve funciones multifacéticas para los reclusos: se vuelve una identidad y una oportunidad para desarrollar un círculo social; se integra al arte que producen, los acompaña en todos los momentos de aislamiento y soledad y le da un sentido al espacio y al tiempo.

3_serge-j-f-levyc2011-faith-14 3_serge-j-f-levyc2011-faith-06 3_serge-j-f-levyc2011-faith-08

Levy dedicó dos años y medio a este proyecto, el cual lo llevó a visitar seis prisiones de máxima seguridad en estados que incluyen Pensilvania, Minnesota y Luisiana. Obviamente tener acceso a estas prisiones no fue fácil, pero pudo conseguir los permisos justo porque que no estaba buscando “grietas en los retretes ni las condiciones deplorables de los reclusos”, sino algo que posiblemente pudiera redimir la imagen pública de la prisión.

Sus fotografías muestran una diversidad de religiones y prácticas espirituales que van desde musulmanes, judíos, cristianos y budistas hasta practicantes de la Wicca. Las experiencias religiosas que nos muestra su serie, que ocurren en ambientes tan hostiles y oscuros, tienen algo extra, como un aura que devela un lado realmente solemne de los reclusos.

Hay un deseo sincero por parte de muchos de los reclusos de tratar de entender el estado de su alma”, dice Levy. “Están tratando de entender su predicamento, y creo que no es raro que la espiritualidad en la prisión se parezca mucho a una forma de terapia o análisis. Creo que hay una forma de introspección y evaluación de nuestra vida que sucede con estos ambientes religiosos, especialmente en uno a uno con los capellanes. No esperaba ver eso, y es fascinante.

Su serie es realmente eficiente en tanto que muestra este lado impostergable de la espiritualidad y la búsqueda de un vínculo con algo más importante que el individuo solo. Cuando no queda más que la redención metafísica –porque el cuerpo físico está atrapado–, entonces ocurren toda suerte de eventos poderosos y fundamentales del espíritu.

3_serge-j-f-levyc2011-faith-16  3_serge-j-f-levyc2011-faith-04

.

Etiquetado: , , , , , ,