Oregon es un lugar inusualmente bello y extraño. Tiene a la población más leída de Estados Unidos, un acervo enorme de mitos y leyendas y una de las colecciones de ecosistemas más diversas del país: cimas altísimas de montañas nevadas, bosques, costas rocosas, valles fértiles y cráteres volcánicos. Y en uno de sus cráteres volcánicos existe un elemento geológico de lo más especial. Se trata de una profundísima cisterna de agua de lluvia que se formó después de violentas erupciones del volcán Mazama, que formó un recipiente gigante de ceniza y piedra. Alguna vez, como parte de los mitos inherentes a la región, se pensó que el lago no tenía fondo, pero ahora está calculado a 600 metros de profundidad; el más hondo de su país. Sin embargo, su verdadero encanto es un barco fantasma que navega quieto y perpetuo sobre la superficie del agua.

El “Phantom Ship” es un isla que parece a todas luces un navío espectral, pero además de su forma náutica, la figura aparece y desparece tras la densa niebla que acecha todos los días el Crater Lake; es decir, más de una característica lo convierte en fantasma. Y aunque mide aproximadamente 150 metros de largo y su punto más alto es de alrededor de 60 metros (16 pisos), es una de las metáforas geológicas más encantadoras del mundo. Su inusual forma y el temperamento del clima infunden ficción al lago.

La isla Phantom Ship es un ejemplo de la naturaleza imitando no solo al arte sino a una narrativa fundamentalmente literaria. Tras la niebla, solemne y alto, el Phantom Ship es un buen lugar en qué pensar.

 

Oregon es un lugar inusualmente bello y extraño. Tiene a la población más leída de Estados Unidos, un acervo enorme de mitos y leyendas y una de las colecciones de ecosistemas más diversas del país: cimas altísimas de montañas nevadas, bosques, costas rocosas, valles fértiles y cráteres volcánicos. Y en uno de sus cráteres volcánicos existe un elemento geológico de lo más especial. Se trata de una profundísima cisterna de agua de lluvia que se formó después de violentas erupciones del volcán Mazama, que formó un recipiente gigante de ceniza y piedra. Alguna vez, como parte de los mitos inherentes a la región, se pensó que el lago no tenía fondo, pero ahora está calculado a 600 metros de profundidad; el más hondo de su país. Sin embargo, su verdadero encanto es un barco fantasma que navega quieto y perpetuo sobre la superficie del agua.

El “Phantom Ship” es un isla que parece a todas luces un navío espectral, pero además de su forma náutica, la figura aparece y desparece tras la densa niebla que acecha todos los días el Crater Lake; es decir, más de una característica lo convierte en fantasma. Y aunque mide aproximadamente 150 metros de largo y su punto más alto es de alrededor de 60 metros (16 pisos), es una de las metáforas geológicas más encantadoras del mundo. Su inusual forma y el temperamento del clima infunden ficción al lago.

La isla Phantom Ship es un ejemplo de la naturaleza imitando no solo al arte sino a una narrativa fundamentalmente literaria. Tras la niebla, solemne y alto, el Phantom Ship es un buen lugar en qué pensar.

 

Etiquetado: , , ,