Nuestro organismo está compuesto por dos terceras partes de agua. Datos sorprendentes revelan que nuestro cerebro y músculos están conformados en un 75% de agua, la sangre en un 92%, y los huesos en un 22%. Además, el cuerpo necesita del agua para realizar sus funciones más básicas, como regular su temperatura, exhalar, transportar nutrientes y oxígeno a las células y absorber estos nutrientes.

Es sabido que lo más recomendable es consumir un mínimo de dos litros de agua al día, y en el entendido de que mente y cuerpo son uno sólo, nuestro organismo experimenta una satisfacción integral cuando tomamos agua. En el caso de la mente, la hidratación plena combate esos agentes que suelen disminuir nuestra calidad de vida y felicidad cotidiana: la fatiga, indisposición, estrés y mal humor. Según un reciente estudio del United States Department of Agriculture, tomar agua no solo mejora tus habilidades psicomotrices, también repercute significativamente en el estado de ánimo.

Nuevos estudios sobre felicidad toman en cuenta los niveles de satisfacción a largo plazo, y si bien estos contemplan múltiples factores –como aspectos económicos, personales y sentimentales–, también es cierto que cuando una persona mantiene un estado de ánimo saludable, incrementa significativamente su bienestar general de vida.

En síntesis, y si tomamos en cuenta esto último, entonces podemos concluir que tomar al menos dos litros de agua al día te facilitará un mejor ánimo y reducirá los niveles de confusión en tu mente, una mezcla perfecta contra el estrés y a favor del el disfrute de la vida diaria. De hecho, pareciera que si el 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, quizá un buen porcentaje de nuestra felicidad también lo esté.

.

Nuestro organismo está compuesto por dos terceras partes de agua. Datos sorprendentes revelan que nuestro cerebro y músculos están conformados en un 75% de agua, la sangre en un 92%, y los huesos en un 22%. Además, el cuerpo necesita del agua para realizar sus funciones más básicas, como regular su temperatura, exhalar, transportar nutrientes y oxígeno a las células y absorber estos nutrientes.

Es sabido que lo más recomendable es consumir un mínimo de dos litros de agua al día, y en el entendido de que mente y cuerpo son uno sólo, nuestro organismo experimenta una satisfacción integral cuando tomamos agua. En el caso de la mente, la hidratación plena combate esos agentes que suelen disminuir nuestra calidad de vida y felicidad cotidiana: la fatiga, indisposición, estrés y mal humor. Según un reciente estudio del United States Department of Agriculture, tomar agua no solo mejora tus habilidades psicomotrices, también repercute significativamente en el estado de ánimo.

Nuevos estudios sobre felicidad toman en cuenta los niveles de satisfacción a largo plazo, y si bien estos contemplan múltiples factores –como aspectos económicos, personales y sentimentales–, también es cierto que cuando una persona mantiene un estado de ánimo saludable, incrementa significativamente su bienestar general de vida.

En síntesis, y si tomamos en cuenta esto último, entonces podemos concluir que tomar al menos dos litros de agua al día te facilitará un mejor ánimo y reducirá los niveles de confusión en tu mente, una mezcla perfecta contra el estrés y a favor del el disfrute de la vida diaria. De hecho, pareciera que si el 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, quizá un buen porcentaje de nuestra felicidad también lo esté.

.

Etiquetado: , , ,