Para muchos, La sirenita es una de las películas más icónicas de la compañía Disney, y su apariencia es la de una niña pelirroja con una larga cola de pescado verde. Pero para celebrar el aniversario 179 de la publicación del cuento original, el Museo de Arte Moderno de Dinamarca ha encomendado una nueva versión de las ilustraciones a la artista japonesa Yayoi Kusama; el título final de la obra será The Little Mermaid by Hans Christian Andersen & Yayoi Kusama: A Fairy Tale of Infinity and Love Forever.

yayoi-kusama-little-mermaid-001

Los fanáticos de Kusama estarán extasiados: hay millones de “polka dots”, la técnica insignia de la artista, rodeando como un océano de formas simples los pasajes de la prosa de Christian Andersen en las 96 páginas del libro.

Algunas de las ilustraciones incluidas ya habían sido publicadas en la serie de Kusama Love Forever (2004-07), hacen su aparición en medio del templo del dios del mar, y acompañan como un océano de ojos las aventuras de la pequeña sirena Ariel. Sin embargo, si no conoces de antemano la historia original y únicamente viste la película, no entenderás por qué la elección de blanco y negro es mucho más acertada que las coloridas descripciones del novelista para la paleta de colores, pues la historia original es mucho más oscura que la versión de Disney.

kusama1

Los motivos marinos se encuentran imbricados por doquier, sugiriendo la riqueza de formas y movimientos de las criaturas del mar. A ratos, el libro parece una doble pieza de escritura, pues las formas creadas por Kusama pueden leerse también como un alfabeto vivo, liberado de la tiranía del renglón, fluyendo como un epigrama de Apollinaire por todos los vectores de las páginas.

Más que una reproducción figurativa del fondo marino, Kusama ha trabajado con asombrosa paciencia los abigarrados motivos de la flora y fauna marinas, aunque a veces parece que las imágenes estuvieran desconectadas del texto (sobre todo en las ilustraciones provenientes de Love Forever); sin embargo, el estilo cuasi infantil de dibujo de la artista japonesa también se presta para largas horas de contemplación silenciosa, permitiendo que los ojos naden literalmente entre los motivos sugerentes y el torrente de imágenes. Un verdadero clásico revisitado.

kusama10

.

Para muchos, La sirenita es una de las películas más icónicas de la compañía Disney, y su apariencia es la de una niña pelirroja con una larga cola de pescado verde. Pero para celebrar el aniversario 179 de la publicación del cuento original, el Museo de Arte Moderno de Dinamarca ha encomendado una nueva versión de las ilustraciones a la artista japonesa Yayoi Kusama; el título final de la obra será The Little Mermaid by Hans Christian Andersen & Yayoi Kusama: A Fairy Tale of Infinity and Love Forever.

yayoi-kusama-little-mermaid-001

Los fanáticos de Kusama estarán extasiados: hay millones de “polka dots”, la técnica insignia de la artista, rodeando como un océano de formas simples los pasajes de la prosa de Christian Andersen en las 96 páginas del libro.

Algunas de las ilustraciones incluidas ya habían sido publicadas en la serie de Kusama Love Forever (2004-07), hacen su aparición en medio del templo del dios del mar, y acompañan como un océano de ojos las aventuras de la pequeña sirena Ariel. Sin embargo, si no conoces de antemano la historia original y únicamente viste la película, no entenderás por qué la elección de blanco y negro es mucho más acertada que las coloridas descripciones del novelista para la paleta de colores, pues la historia original es mucho más oscura que la versión de Disney.

kusama1

Los motivos marinos se encuentran imbricados por doquier, sugiriendo la riqueza de formas y movimientos de las criaturas del mar. A ratos, el libro parece una doble pieza de escritura, pues las formas creadas por Kusama pueden leerse también como un alfabeto vivo, liberado de la tiranía del renglón, fluyendo como un epigrama de Apollinaire por todos los vectores de las páginas.

Más que una reproducción figurativa del fondo marino, Kusama ha trabajado con asombrosa paciencia los abigarrados motivos de la flora y fauna marinas, aunque a veces parece que las imágenes estuvieran desconectadas del texto (sobre todo en las ilustraciones provenientes de Love Forever); sin embargo, el estilo cuasi infantil de dibujo de la artista japonesa también se presta para largas horas de contemplación silenciosa, permitiendo que los ojos naden literalmente entre los motivos sugerentes y el torrente de imágenes. Un verdadero clásico revisitado.

kusama10

.

Etiquetado: , , ,