Desde aquella imagen transformadora de la Tierra vista desde la Luna (una canica azul), tomada en 1972, se ha formado una cultura gráfica espacial de nuestro planeta. Estas vistas astronáuticas, actualmente, ya son en sí una corriente estética. Una estética, quizás, al borde de lo espiritual: el acto de vernos a nosotros mismos como en un desdoblamiento astral en que alguien se observa a sí mismo soñando.

Con la órbita perenne de la Estación Espacial Internacional y el florecimiento de la fotografía digital, existe una combinación capaz de generar imágenes verdaderamente hipnóticas que capturan el esplendor cósmico. La técnica de timelapse es especialmente espectacular: en un par de minutos podemos ver el tránsito de un día desde el espacio: el amanecer, las luces de las ciudades y, en este caso, las auroras generadas por las llamaradas solares.

Entre la proliferación de timelapses de la Tierra vista desde el espacio, el presentado aquí tiene que ser uno de las más notables. Las imágenes de Knate Myers, capturadas desde la Estación Espacial Internacional y optimizadas en Photoshop componen un viaje épico persiguiendo la luz en la superficie del planeta: el aura azul de su cuerpo, los enjambres urbanos (como concentraciones de luciérnagas electrónicas) y el bandazo del amanecer que anega la vista.

El video va acompañado por la música de John Murphy, “Sunshine” (adagio en D menor), que añade dramatismo a las imágenes. Este tipo de timelapses que celebran la naturaleza sirviéndose de la tecnología parecen acercar unas nuevas nupcias entre el arte y la ciencia, entre el cielo y la tierra.

.

Desde aquella imagen transformadora de la Tierra vista desde la Luna (una canica azul), tomada en 1972, se ha formado una cultura gráfica espacial de nuestro planeta. Estas vistas astronáuticas, actualmente, ya son en sí una corriente estética. Una estética, quizás, al borde de lo espiritual: el acto de vernos a nosotros mismos como en un desdoblamiento astral en que alguien se observa a sí mismo soñando.

Con la órbita perenne de la Estación Espacial Internacional y el florecimiento de la fotografía digital, existe una combinación capaz de generar imágenes verdaderamente hipnóticas que capturan el esplendor cósmico. La técnica de timelapse es especialmente espectacular: en un par de minutos podemos ver el tránsito de un día desde el espacio: el amanecer, las luces de las ciudades y, en este caso, las auroras generadas por las llamaradas solares.

Entre la proliferación de timelapses de la Tierra vista desde el espacio, el presentado aquí tiene que ser uno de las más notables. Las imágenes de Knate Myers, capturadas desde la Estación Espacial Internacional y optimizadas en Photoshop componen un viaje épico persiguiendo la luz en la superficie del planeta: el aura azul de su cuerpo, los enjambres urbanos (como concentraciones de luciérnagas electrónicas) y el bandazo del amanecer que anega la vista.

El video va acompañado por la música de John Murphy, “Sunshine” (adagio en D menor), que añade dramatismo a las imágenes. Este tipo de timelapses que celebran la naturaleza sirviéndose de la tecnología parecen acercar unas nuevas nupcias entre el arte y la ciencia, entre el cielo y la tierra.

.

Etiquetado: , , , ,