Las crónicas de Núremberg (1493), escrito por Hartmann Schedel e ilustrado con xilografías de Michael Wolgemut, representa un lugar monumental en la historia del libro impreso como uno de los textos más hermosamente ilustrados de todos los tiempos. De aproximadamente 600 páginas in-folio, contiene 1,804 xilografías que comunican al público el cronograma de eventos predeterminado por Dios, comenzando con la Creación y concluyendo con el fin de los tiempos.

Schedel comienza su narración de la cosmogonía con el recuento del Antiguo Testamento de la Creación misma y dedica el prefacio a describir el proceso del día a día de cómo el mundo llegó a ser. Sin embargo, Schedel también hace aparente cómo algunas fuentes antiguas, paganas, influenciaron el texto, y menciona a autores como Platón, Aristóteles y Plinio para “humanizar” su discurso.

Compartimos aquí los siete grabados que corresponden a los siete días de la construcción del universo en el Libro del Génesis, que gradualmente crecen en complejidad para albergar las ordenanzas de las escrituras sagradas. Posiblemente no hay cosmografía más elegante que esta.

En contexto de la Biblia:

En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Haya luz, y hubo luz.

Día uno, la noche y el día:  

“Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana el día primero”.

Día 1

 

Día dos, el cielo y el mar:

“Y dijo Dios: Haya un firmamento en medio de las aguas, y separe  aquel las aguas de las aguas”.

Día 2

Día tres, la tierra y la vegetación:

“Y dijo Dios: produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su especie, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así”.

Día 3

 

Día cuatro, las estrellas, el sol y la luna:

“Y dijo Dios: Haya lumbreras en el firmamento de los cielos para separar el día de la noche; y sean por señales, y para las estaciones, y para los días y para los años. E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche”.

Día 4

 

Día cinco, criaturas del mar y aves:

“Y dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra en la abierta expansión de los cielos”.

Día 5 

Día seis, animales y humanos:

“Y dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su especie: bestias, y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga dominio sobre los peces del mar y sobre las aves de los cielos, y sobre las bestias, y sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Día 6

 

Día siete, descanso:

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que había hecho, y reposó el día séptimo de toda la obra que había hecho”.

Día 7

 

Las crónicas de Núremberg (1493), escrito por Hartmann Schedel e ilustrado con xilografías de Michael Wolgemut, representa un lugar monumental en la historia del libro impreso como uno de los textos más hermosamente ilustrados de todos los tiempos. De aproximadamente 600 páginas in-folio, contiene 1,804 xilografías que comunican al público el cronograma de eventos predeterminado por Dios, comenzando con la Creación y concluyendo con el fin de los tiempos.

Schedel comienza su narración de la cosmogonía con el recuento del Antiguo Testamento de la Creación misma y dedica el prefacio a describir el proceso del día a día de cómo el mundo llegó a ser. Sin embargo, Schedel también hace aparente cómo algunas fuentes antiguas, paganas, influenciaron el texto, y menciona a autores como Platón, Aristóteles y Plinio para “humanizar” su discurso.

Compartimos aquí los siete grabados que corresponden a los siete días de la construcción del universo en el Libro del Génesis, que gradualmente crecen en complejidad para albergar las ordenanzas de las escrituras sagradas. Posiblemente no hay cosmografía más elegante que esta.

En contexto de la Biblia:

En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Haya luz, y hubo luz.

Día uno, la noche y el día:  

“Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana el día primero”.

Día 1

 

Día dos, el cielo y el mar:

“Y dijo Dios: Haya un firmamento en medio de las aguas, y separe  aquel las aguas de las aguas”.

Día 2

Día tres, la tierra y la vegetación:

“Y dijo Dios: produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su especie, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así”.

Día 3

 

Día cuatro, las estrellas, el sol y la luna:

“Y dijo Dios: Haya lumbreras en el firmamento de los cielos para separar el día de la noche; y sean por señales, y para las estaciones, y para los días y para los años. E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche”.

Día 4

 

Día cinco, criaturas del mar y aves:

“Y dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra en la abierta expansión de los cielos”.

Día 5 

Día seis, animales y humanos:

“Y dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su especie: bestias, y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga dominio sobre los peces del mar y sobre las aves de los cielos, y sobre las bestias, y sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Día 6

 

Día siete, descanso:

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que había hecho, y reposó el día séptimo de toda la obra que había hecho”.

Día 7

 

Etiquetado: , , ,