Hace más de un siglo, el arqueólogo Heinrich Schliemann encontró el lugar donde alguna vez se erigió la gran ciudad de Troya —reino de Paris, Héctor y Príamo—, dramático y espléndido escenario de la Ilíada. Los lugares descritos en la Odisea, una historia colmada de islas, también han sido buscados durante años, especialmente el más añorado de todos, Ítaca, hogar de Odiseo y su bella esposa, Penélope.

Pero, ¿dónde está esa Ítaca que tan detalladamente describe Homero en su poema épico? Existen muchas teorías y posibles ubicaciones de ese territorio, pero la mayoría de los expertos coincide en que se trata de una de las muchas islas que se ubican al oeste de Grecia, en el Mar Jónico. El  proyecto Odysseus Unbound, nacido en 2003, planteó una teoría sorprendente y reunió a un impresionante equipo de geólogos, arqueólogos y expertos en cultura clásica para probar que la isla de Odiseo se encuentra en otra isla, hoy llamada Cefalonia.

stories_from_the_classics_1907_14779548424
 

Por siglos, los académicos habían notado que las características de la ínsula actualmente llamada Ítaca (cercana a Cefalonia) no correspondían con las descripciones homéricas del hogar de Odiseo, por lo que este territorio se descartó como ubicación de la Ítaca del héroe; además, por tratarse de un territorio “ficticio”, su descripción podía haber sido el resultado de las licencias poéticas de Homero, quien (si es que existió), nunca vio Ítaca pues, se cree, vivió en Asia Menor, lo que hoy es el oeste de Turquía; además, los hechos narrados en la Ilíada y la Odisea sucedieron alrededor del año 1200 a.C. y el poeta los registro cientos de años después.

Robert Bittlestone, líder de proyecto Odysseus Unbound, sin embargo, planteó la posibilidad de que Homero hubiera sido más o menos preciso en sus descripciones, y de que el terreno donde se encuentran estas islas se hubiera elevado durante el lapso de los más de 3 mil años que pasaron entre la Guerra de Troya y el día de hoy. Este argumento es profundamente sólido, ya que se trata de una de las regiones más inestables del mundo en términos tectónicos.

Cuando Odiseo llega a Esquiria, a la corte del Rey Antínoo, se presenta y describe su hogar como una isla plana, vecina de varias más, entre las que nombra a la isla de Zacinto. También explica que Ítaca es la ínsula más lejana en el mar en dirección al atardecer, es decir al oeste. Estas y muchas otras pistas revisadas por expertos en griego, historia y geología llevaron a Bittlestone a asegurar que la Ítaca homérica se encuentra en la Península de Paliki, al oeste de la isla griega de Cefalonia. El equipo planteaó y probó la hipótesis de que esta península estuvo alguna vez separada de Cefalonia, y se unió a ésta gran isla en algún momento, a causa de temblores y derrumbes de las montañas.

modern_names-odysseus-unbound
“Ten siempre a Ítaca en tu mente. / Llegar ahí es tu destino. / Más no apresures nunca el viaje. / Mejor que dure muchos años…” reza Constantino Kavafis en su poema Ítaca. A la luz de estas palabras, el proyecto para encontrar el hogar del astuto Odiseo no es bello por su exactitud o veracidad (sus teorías tienen varios detractores), lo es porque busca una isla, en medio de un mar de islas, que se menciona en un libro escrito hace miles de años, y nos deja ver lo que realmente son las Ítacas: ideas deslumbrantes y atemporales que, como los cíclopes y temibles lestrigones que llevamos dentro, viven en nosotros como territorios que siempre buscaremos, a pesar de haberlas encontrado.

farrer-1882-cephalonia
 

 

 

 

*Imágenes: 1) Ithaca de Edward Dodwell, 1821; 2) Stories from the classics de Eva March, 1907 / Boston Public Library; 3) Odysseus Unbound; 4) Cephalonia from Zante de Lord Windsor, 1882

Hace más de un siglo, el arqueólogo Heinrich Schliemann encontró el lugar donde alguna vez se erigió la gran ciudad de Troya —reino de Paris, Héctor y Príamo—, dramático y espléndido escenario de la Ilíada. Los lugares descritos en la Odisea, una historia colmada de islas, también han sido buscados durante años, especialmente el más añorado de todos, Ítaca, hogar de Odiseo y su bella esposa, Penélope.

Pero, ¿dónde está esa Ítaca que tan detalladamente describe Homero en su poema épico? Existen muchas teorías y posibles ubicaciones de ese territorio, pero la mayoría de los expertos coincide en que se trata de una de las muchas islas que se ubican al oeste de Grecia, en el Mar Jónico. El  proyecto Odysseus Unbound, nacido en 2003, planteó una teoría sorprendente y reunió a un impresionante equipo de geólogos, arqueólogos y expertos en cultura clásica para probar que la isla de Odiseo se encuentra en otra isla, hoy llamada Cefalonia.

stories_from_the_classics_1907_14779548424
 

Por siglos, los académicos habían notado que las características de la ínsula actualmente llamada Ítaca (cercana a Cefalonia) no correspondían con las descripciones homéricas del hogar de Odiseo, por lo que este territorio se descartó como ubicación de la Ítaca del héroe; además, por tratarse de un territorio “ficticio”, su descripción podía haber sido el resultado de las licencias poéticas de Homero, quien (si es que existió), nunca vio Ítaca pues, se cree, vivió en Asia Menor, lo que hoy es el oeste de Turquía; además, los hechos narrados en la Ilíada y la Odisea sucedieron alrededor del año 1200 a.C. y el poeta los registro cientos de años después.

Robert Bittlestone, líder de proyecto Odysseus Unbound, sin embargo, planteó la posibilidad de que Homero hubiera sido más o menos preciso en sus descripciones, y de que el terreno donde se encuentran estas islas se hubiera elevado durante el lapso de los más de 3 mil años que pasaron entre la Guerra de Troya y el día de hoy. Este argumento es profundamente sólido, ya que se trata de una de las regiones más inestables del mundo en términos tectónicos.

Cuando Odiseo llega a Esquiria, a la corte del Rey Antínoo, se presenta y describe su hogar como una isla plana, vecina de varias más, entre las que nombra a la isla de Zacinto. También explica que Ítaca es la ínsula más lejana en el mar en dirección al atardecer, es decir al oeste. Estas y muchas otras pistas revisadas por expertos en griego, historia y geología llevaron a Bittlestone a asegurar que la Ítaca homérica se encuentra en la Península de Paliki, al oeste de la isla griega de Cefalonia. El equipo planteaó y probó la hipótesis de que esta península estuvo alguna vez separada de Cefalonia, y se unió a ésta gran isla en algún momento, a causa de temblores y derrumbes de las montañas.

modern_names-odysseus-unbound
“Ten siempre a Ítaca en tu mente. / Llegar ahí es tu destino. / Más no apresures nunca el viaje. / Mejor que dure muchos años…” reza Constantino Kavafis en su poema Ítaca. A la luz de estas palabras, el proyecto para encontrar el hogar del astuto Odiseo no es bello por su exactitud o veracidad (sus teorías tienen varios detractores), lo es porque busca una isla, en medio de un mar de islas, que se menciona en un libro escrito hace miles de años, y nos deja ver lo que realmente son las Ítacas: ideas deslumbrantes y atemporales que, como los cíclopes y temibles lestrigones que llevamos dentro, viven en nosotros como territorios que siempre buscaremos, a pesar de haberlas encontrado.

farrer-1882-cephalonia
 

 

 

 

*Imágenes: 1) Ithaca de Edward Dodwell, 1821; 2) Stories from the classics de Eva March, 1907 / Boston Public Library; 3) Odysseus Unbound; 4) Cephalonia from Zante de Lord Windsor, 1882