El pequeño pueblo escocés de Wigtown —donde sólo viven mil personas— tiene una de las librerías más raras y encantadoras del mundo. The Open Book no es solamente una tienda de libros, es también un espacio que puede rentarse para hospedaje a cambio de ser el encargado del negocio durante el tiempo que lo habites, un sueño hecho realidad para todos los amantes de los libros.

Wigtown, enclavado en las verdes praderas del sur de Escocia, está profundamente marcado por un espíritu literario. Tiene, por ejemplo, una docena de librerías de viejo, algo que para su cantidad de habitantes es una cifra sorprendente. Se trata, entonces, del lugar perfecto para un bibliófilo, además de que el paisaje en el que se encuentra posee una imponente belleza natural; está rodeado de bosques y el mar puede intuirse cercano por la humedad y el olor a sal.

Una vez que llegas a hospedarte en Open Book, las llaves de la librería son entregadas y su funcionamiento es tu responsabilidad. Al ser el encargado de la tienda, que es llevada por una organización sin fines de lucro, puedes tomar decisiones como reacomodar las estanterías de libros, cambiar la decoración del espacio y poner los anuncios que decidas en la pequeña vaya que se encuentra afuera de la tienda. Sobre el espacio habitable, éste se encuentra reservado hasta 2021, que es lo más tarde que Airbnb permite apartar un espacio. Después de eso, hay una enorme lista de espera, algo que demuestra el éxito de esta singular idea.

La selección de libros en Open Book es variada y va desde literatura, hasta libros sobre ornitología o diseño de jardines, y la historia de la librería es tan cautivadora como la librería misma. En 2008, la cineasta estadounidense Jessica Fox llegó al pueblo de Wigtown con el romántico sueño de trabajar en una tienda de libros usados en Escocia. Ahí, ella conoció y se enamoró de Shaun Bythell, dueño la librería de libros usados más grande del país, llamada simplemente Bookshop, que se encuentra a unas cuadras de Open Book. En 2013, cuando la pareja supo que una pequeña tienda de libros de segunda mano estaba a punto de cerrar, decidieron comprarla y organizar a un grupo de voluntarios para manejarla. Aunque Fox y Bythell viven ahora separados, su proyecto sigue vivo y es completamente esperanzador.

¿Quién no desearía atender la pequeña librería de un pequeño pueblo de la costa escocesa? Open Book es un libro abierto en muchos sentidos, una hoja en blanco donde sus visitantes pueden escribir historias, una celebración a los libros y su preciosa existencia.

 

 

Imagen: Creative Commons.

El pequeño pueblo escocés de Wigtown —donde sólo viven mil personas— tiene una de las librerías más raras y encantadoras del mundo. The Open Book no es solamente una tienda de libros, es también un espacio que puede rentarse para hospedaje a cambio de ser el encargado del negocio durante el tiempo que lo habites, un sueño hecho realidad para todos los amantes de los libros.

Wigtown, enclavado en las verdes praderas del sur de Escocia, está profundamente marcado por un espíritu literario. Tiene, por ejemplo, una docena de librerías de viejo, algo que para su cantidad de habitantes es una cifra sorprendente. Se trata, entonces, del lugar perfecto para un bibliófilo, además de que el paisaje en el que se encuentra posee una imponente belleza natural; está rodeado de bosques y el mar puede intuirse cercano por la humedad y el olor a sal.

Una vez que llegas a hospedarte en Open Book, las llaves de la librería son entregadas y su funcionamiento es tu responsabilidad. Al ser el encargado de la tienda, que es llevada por una organización sin fines de lucro, puedes tomar decisiones como reacomodar las estanterías de libros, cambiar la decoración del espacio y poner los anuncios que decidas en la pequeña vaya que se encuentra afuera de la tienda. Sobre el espacio habitable, éste se encuentra reservado hasta 2021, que es lo más tarde que Airbnb permite apartar un espacio. Después de eso, hay una enorme lista de espera, algo que demuestra el éxito de esta singular idea.

La selección de libros en Open Book es variada y va desde literatura, hasta libros sobre ornitología o diseño de jardines, y la historia de la librería es tan cautivadora como la librería misma. En 2008, la cineasta estadounidense Jessica Fox llegó al pueblo de Wigtown con el romántico sueño de trabajar en una tienda de libros usados en Escocia. Ahí, ella conoció y se enamoró de Shaun Bythell, dueño la librería de libros usados más grande del país, llamada simplemente Bookshop, que se encuentra a unas cuadras de Open Book. En 2013, cuando la pareja supo que una pequeña tienda de libros de segunda mano estaba a punto de cerrar, decidieron comprarla y organizar a un grupo de voluntarios para manejarla. Aunque Fox y Bythell viven ahora separados, su proyecto sigue vivo y es completamente esperanzador.

¿Quién no desearía atender la pequeña librería de un pequeño pueblo de la costa escocesa? Open Book es un libro abierto en muchos sentidos, una hoja en blanco donde sus visitantes pueden escribir historias, una celebración a los libros y su preciosa existencia.

 

 

Imagen: Creative Commons.