Tal vez esta sea una de las piezas de land art más evocadoras que hay, pero no es fácil decir por qué. Se trata de un puente de papel escarlata construido a mitad de un páramo bucólico en el Distrito de los Lagos de Inglaterra. Un arco rojo en el paisaje que duró apenas 10 días siendo un punto focal y después… desapareció.

El PaperBridge fue pequeño, apenas suficientemente largo para surcar un delgado arroyo en el valle Grisedale, alrededor de 1 hora del pueblo más cercano. El Lake District tiene una larga e importante historia en la percepción del paisaje y su estética (aludimos, por supuesto, a los famosos Lake Poets: William Wordsworth, Samuel Taylor Coleridge y Robert Southey, entre otros). La pieza funcionó entonces como un balance entre el paisaje y el arroyo, una pincelada que parecía no irrumpir en la escena sino enlazar sus partes. Pero el mejor atributo fue su material: 20,000 hojas de papel (y nada de pegamento).

PaperBridge4

La estructura es la de un arco que se sostiene solo, así que el papel firmemente prensado prácticamente se inclina sobre sí mismo. En teoría, el puente puede sostener su propio peso: hasta 4 toneladas. Pero el artista, Steve Messam, nunca lo puso a prueba con nada más que modelos a escala. El puente escarlata solo estuvo levantado por 10 días, pero sobrevivió lluvias y tormentas; de hecho, la inclemencia atmosférica solo lo hizo más fuerte.

Al no estar protegido con ningún producto contra el agua, la lluvia provocó que las fibras se hincharan y, debido a que el puente estaba bajo compresión, no hubo lugar para que el papel se hinchara y acabó por fortalecerse. Se convirtió en una especie de concreto. Messam está PaperBridge5seguro de que el puente de papel hubiera perdurado por mucho tiempo más sin problemas, pero su caso fue el de una instalación efímera.

PaperBridge fue una pieza site-specific: construida para ese exacto lugar. Pero no solo eso, el papel que se usó fue hecho especialmente por Burnside Mill, una fábrica de papel de color en Cumbria. Burnside Mill es “la única fábrica de papel en el mundo capaz de producir un papel de tal vibración y color bajo los estándares ambientales que se requieren”, apunta Messam en su sitio. En otras palabras, el puente no pudo haber acontecido en ningún otro lugar que no fuera en los distritos de Cumbria.

Después de retirado el puente, todo el papel que se usó en la pieza fue regresado a la misma fábrica para reciclaje. “El ciclo de transparencia es parte de la narrativa ambiental general de la pieza”, explica Messam.

Tenemos para nosotros que ese puente rojo existió; que sostuvo sobre su lomo un perfecto balance paisajístico, enteramente nuevo y vibrante. El Distrito de los Lagos tiene ahora un punto rojo que añadir a su larga historia de apreciación estética de la naturaleza.

.

All images: ©Steve Messam

Tal vez esta sea una de las piezas de land art más evocadoras que hay, pero no es fácil decir por qué. Se trata de un puente de papel escarlata construido a mitad de un páramo bucólico en el Distrito de los Lagos de Inglaterra. Un arco rojo en el paisaje que duró apenas 10 días siendo un punto focal y después… desapareció.

El PaperBridge fue pequeño, apenas suficientemente largo para surcar un delgado arroyo en el valle Grisedale, alrededor de 1 hora del pueblo más cercano. El Lake District tiene una larga e importante historia en la percepción del paisaje y su estética (aludimos, por supuesto, a los famosos Lake Poets: William Wordsworth, Samuel Taylor Coleridge y Robert Southey, entre otros). La pieza funcionó entonces como un balance entre el paisaje y el arroyo, una pincelada que parecía no irrumpir en la escena sino enlazar sus partes. Pero el mejor atributo fue su material: 20,000 hojas de papel (y nada de pegamento).

PaperBridge4

La estructura es la de un arco que se sostiene solo, así que el papel firmemente prensado prácticamente se inclina sobre sí mismo. En teoría, el puente puede sostener su propio peso: hasta 4 toneladas. Pero el artista, Steve Messam, nunca lo puso a prueba con nada más que modelos a escala. El puente escarlata solo estuvo levantado por 10 días, pero sobrevivió lluvias y tormentas; de hecho, la inclemencia atmosférica solo lo hizo más fuerte.

Al no estar protegido con ningún producto contra el agua, la lluvia provocó que las fibras se hincharan y, debido a que el puente estaba bajo compresión, no hubo lugar para que el papel se hinchara y acabó por fortalecerse. Se convirtió en una especie de concreto. Messam está PaperBridge5seguro de que el puente de papel hubiera perdurado por mucho tiempo más sin problemas, pero su caso fue el de una instalación efímera.

PaperBridge fue una pieza site-specific: construida para ese exacto lugar. Pero no solo eso, el papel que se usó fue hecho especialmente por Burnside Mill, una fábrica de papel de color en Cumbria. Burnside Mill es “la única fábrica de papel en el mundo capaz de producir un papel de tal vibración y color bajo los estándares ambientales que se requieren”, apunta Messam en su sitio. En otras palabras, el puente no pudo haber acontecido en ningún otro lugar que no fuera en los distritos de Cumbria.

Después de retirado el puente, todo el papel que se usó en la pieza fue regresado a la misma fábrica para reciclaje. “El ciclo de transparencia es parte de la narrativa ambiental general de la pieza”, explica Messam.

Tenemos para nosotros que ese puente rojo existió; que sostuvo sobre su lomo un perfecto balance paisajístico, enteramente nuevo y vibrante. El Distrito de los Lagos tiene ahora un punto rojo que añadir a su larga historia de apreciación estética de la naturaleza.

.

All images: ©Steve Messam

Etiquetado: , , , ,