Adoptar una dieta vegetariana tiene en nuestra época una relevancia especial. A diferencia de otros momentos históricos, ahora el consumo de carne está asociado a por lo menos dos factores de impacto ambiental dignos de tomarse en cuenta: el consumo de agua y la emisión de gases de carbono. Algunos estudios han comprobado su vínculo con ciertas enfermedades. Finalmente, también es sabido que entre la carne que podemos llegar a comer y el animal de donde se obtuvo existe al menos un momento en el que éste es sometido a cierto sufrimiento que se cree necesario para llevarlo hasta nuestra mesa.

Si todo parece estar en contra del consumo de carne, ¿por qué no simplemente dejamos de comerla? La respuesta es múltiple, pero sin duda en buena medida esa resistencia se explica por el gusto que se nos inculca por el sabor de los alimentos derivados de animales. La cultura, en el ser humano, es nuestra verdadera naturaleza, lo cual significa que aun nuestras necesidades más elementales –como la comida– están moldeadas por el contexto en donde se desarrollan.

Pero si esto es válido para nuestro gusto por la carne, entonces la misma fórmula podría aplicarse para una dieta vegetariana. Si más allá de las razones de salud, ambientales y aun espirituales en contra de comer carne, nuestra principal dificultad para adoptar una dieta vegetariana es que esta no nos gusta, ¿no podríamos pensar que puede llegar a gustarnos?

vegetarian2

Esa, en parte, es la intención de la app Food Monster, la cual compila algunas deliciosas recetas de tipo vegetariano pero con un añadido sumamente seductor: imágenes en varios formatos (videos, GIFs, fotos) que por su presentación buscan, en una palabra, seducir, hacer ver que la cocina vegetariana es tan suculenta como otra que incluye carne entre sus ingredientes principales.

Más de 5 mil platillos diseñados de inicio para regalar tu paladar pero que, ya desde su catálogo, son claros en su promesa: deleitar todos tus sentidos.

.

Adoptar una dieta vegetariana tiene en nuestra época una relevancia especial. A diferencia de otros momentos históricos, ahora el consumo de carne está asociado a por lo menos dos factores de impacto ambiental dignos de tomarse en cuenta: el consumo de agua y la emisión de gases de carbono. Algunos estudios han comprobado su vínculo con ciertas enfermedades. Finalmente, también es sabido que entre la carne que podemos llegar a comer y el animal de donde se obtuvo existe al menos un momento en el que éste es sometido a cierto sufrimiento que se cree necesario para llevarlo hasta nuestra mesa.

Si todo parece estar en contra del consumo de carne, ¿por qué no simplemente dejamos de comerla? La respuesta es múltiple, pero sin duda en buena medida esa resistencia se explica por el gusto que se nos inculca por el sabor de los alimentos derivados de animales. La cultura, en el ser humano, es nuestra verdadera naturaleza, lo cual significa que aun nuestras necesidades más elementales –como la comida– están moldeadas por el contexto en donde se desarrollan.

Pero si esto es válido para nuestro gusto por la carne, entonces la misma fórmula podría aplicarse para una dieta vegetariana. Si más allá de las razones de salud, ambientales y aun espirituales en contra de comer carne, nuestra principal dificultad para adoptar una dieta vegetariana es que esta no nos gusta, ¿no podríamos pensar que puede llegar a gustarnos?

vegetarian2

Esa, en parte, es la intención de la app Food Monster, la cual compila algunas deliciosas recetas de tipo vegetariano pero con un añadido sumamente seductor: imágenes en varios formatos (videos, GIFs, fotos) que por su presentación buscan, en una palabra, seducir, hacer ver que la cocina vegetariana es tan suculenta como otra que incluye carne entre sus ingredientes principales.

Más de 5 mil platillos diseñados de inicio para regalar tu paladar pero que, ya desde su catálogo, son claros en su promesa: deleitar todos tus sentidos.

.

Etiquetado: , , , , , , , , , ,