El aire misterioso que gira en torno a los castillos medievales con frecuencia corresponde a una historia turbulenta, llena de diversas ocupaciones, usos y guerras. Tal es el caso con el Castillo de Dunnottar, también conocido como Warlocks Castle, situado sobre un precipicio rocoso cerca de Stonehaven, en el nordeste de Escocia. Se cree que el sitio fue fundado a principios de siglo V por Niniano de Galloway, quien construyó una capilla como parte de sus labores misioneras. Mucho se especula del sitio que eventualmente, jugaría un rol muy importante dentro de la independencia escocesa y que hoy en día se puede visitar para admirar desde su torre, lo que parece ser un mar eterno.

Poco se sabe de la fundación del castillo, excepto que después de ser una capilla fue convertido en una fortaleza por los pictos que lo habitaban. Durante la primera mitad del medievo sus habitantes se vieron obligados a enfrentarse en batallas sangrientas con los vikingos que buscaban tomar el castillo. Perdieron su última batalla en el siglo IX, cuando murió el rey Donald II, y el imponente inmueble fuese tomado e incendiado.

dunnottar

Con el paso del tiempo, la codiciada locación de Dunnottar, con una ventajosa vista sobre el Mar del Norte fue retomada por el León, Guillermo I de Escocia en el siglo XII. El castillo se convirtió en una fuente de inspiración para los bardos de la época, uno de los más conocidos fue Blind Harry quien relata la historia de William Wallace en el poema épico “The Actes and Deidis of the Illustre and Vallyeant Campioun Schir William Wallace”, la inspiración principal de la película Corazón Valiente. El poema relata las batallas de Wallace, quién defendió el castillo en 1297 y, se dice, quemó la capilla para matar a miles de soldados ingleses que se refugiaban en ella. A partir del siglo XIV el castillo fue otorgado a una de las familias más poderosas de Escocia, los Condes de Marischal, quiénes agregaron la torre principal a la construcción el siglo XVI.

El sitio se consagró como uno de los lugares más seguros de toda Escocia por lo que en 1651 después de que Carlos II fue coronado, los Honores de Escocia (corona, espada y cetro) fueron resguardados en Dunnottar ya que no pudieron ser regresados a Edimburgo. María Estuardo también pasó un tiempo en el castillo quizá disfrutando del canto de las aves marinas y del sonido impetuoso del oleaje. Hoy en día es posible sumergirnos en la historia del lugar y admirar la vista desde la torre, como lo han hecho generaciones de guerreros, reyes y condes. En pocas palabras, desde Dunnottar, el horizonte ennoblece.

.

El aire misterioso que gira en torno a los castillos medievales con frecuencia corresponde a una historia turbulenta, llena de diversas ocupaciones, usos y guerras. Tal es el caso con el Castillo de Dunnottar, también conocido como Warlocks Castle, situado sobre un precipicio rocoso cerca de Stonehaven, en el nordeste de Escocia. Se cree que el sitio fue fundado a principios de siglo V por Niniano de Galloway, quien construyó una capilla como parte de sus labores misioneras. Mucho se especula del sitio que eventualmente, jugaría un rol muy importante dentro de la independencia escocesa y que hoy en día se puede visitar para admirar desde su torre, lo que parece ser un mar eterno.

Poco se sabe de la fundación del castillo, excepto que después de ser una capilla fue convertido en una fortaleza por los pictos que lo habitaban. Durante la primera mitad del medievo sus habitantes se vieron obligados a enfrentarse en batallas sangrientas con los vikingos que buscaban tomar el castillo. Perdieron su última batalla en el siglo IX, cuando murió el rey Donald II, y el imponente inmueble fuese tomado e incendiado.

dunnottar

Con el paso del tiempo, la codiciada locación de Dunnottar, con una ventajosa vista sobre el Mar del Norte fue retomada por el León, Guillermo I de Escocia en el siglo XII. El castillo se convirtió en una fuente de inspiración para los bardos de la época, uno de los más conocidos fue Blind Harry quien relata la historia de William Wallace en el poema épico “The Actes and Deidis of the Illustre and Vallyeant Campioun Schir William Wallace”, la inspiración principal de la película Corazón Valiente. El poema relata las batallas de Wallace, quién defendió el castillo en 1297 y, se dice, quemó la capilla para matar a miles de soldados ingleses que se refugiaban en ella. A partir del siglo XIV el castillo fue otorgado a una de las familias más poderosas de Escocia, los Condes de Marischal, quiénes agregaron la torre principal a la construcción el siglo XVI.

El sitio se consagró como uno de los lugares más seguros de toda Escocia por lo que en 1651 después de que Carlos II fue coronado, los Honores de Escocia (corona, espada y cetro) fueron resguardados en Dunnottar ya que no pudieron ser regresados a Edimburgo. María Estuardo también pasó un tiempo en el castillo quizá disfrutando del canto de las aves marinas y del sonido impetuoso del oleaje. Hoy en día es posible sumergirnos en la historia del lugar y admirar la vista desde la torre, como lo han hecho generaciones de guerreros, reyes y condes. En pocas palabras, desde Dunnottar, el horizonte ennoblece.

.

Etiquetado: , , ,