Las ciudades humanas, con sus inconcebibles tamaños e infraestructuras, siempre necesitarán de la naturaleza para ser cabalmente habitables. Sabemos que las áreas verdes urbanas no solamente son espacios hermosos de recreación, sino que también afectan positivamente la mente y la vida de quienes las habitan (eso sin mencionar los beneficios energéticos de estar en contacto con las plantas). Por todas estas razones y para fortuna de los habitantes de muchas metrópolis, los proyectos de reforestación de las ciudades del mundo, en todos sus formatos, son cada vez más comunes.

Recientemente, en la ciudad de Miami se inició un proyecto de estas características que transformará un poco más de 16 kilómetros en un enorme parque linear llamado The Underline. Esta área se encuentra bajo el tren elevado del sistema de transporte público de esta importante ciudad de Florida, y hasta hace poco se encontraba en completo desuso.

El proyecto nació en la mente de Meg Daly quien, tras romperse el brazo hace unos cuatro años, comenzó a usar el Miami Metrorail; fue así como ella notó, por primera vez, la cantidad de espacio en desuso que se encontraba bajo estas vías elevadas. Fue así como Daly creó Friends of the Underline, una fundación para desarrollar un proyecto que activara esta área abandonada de la ciudad.

La idea de utilizar este espacio de esta específica manera es muy similar la conceptualización de la High Line de Nueva York (un parque elevado que se construyó en las vías de la extinta compañía de ferrocarriles del New York Central Railroad) y, de hecho, su planeación corre a cargo de la misma firma que actualmente desarrolla el proyecto de la Underline, James Corner Field Operations.

Este corredor, que aún se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo y que será concluido en 2020, será un parque y también un espacio para los deportes, el arte y la cultura en la ciudad de Miami —contará con canchas de pelota, espacios para hacer yoga, un foro al aire libre, además de kilómetros de áreas verdes que serán el hogar de varias especies de árboles y también de un gran número de orquídeas nativas. Pero la finalidad esencial de la Underline será la de fungir como un espacio de reunión para los habitantes de esta ciudad. El enorme parque se conectará también con varias redes de transporte para facilitar su acceso y tránsito.

La construcción de la Underline pretende ser gentil con el planeta y hará uso de materiales sustentables, además de colaborar de cerca con distintas instituciones dedicadas a la construcción autosustentable y el urbanismo ecológico. La existencia de este futuro parque es una excelente noticia para los habitantes de esta ciudad de Estados Unidos, y también para el incipiente desarrollo de un urbanismo más sofisticado y conciente.

 

 

 

Imagen: Creative Commons

Las ciudades humanas, con sus inconcebibles tamaños e infraestructuras, siempre necesitarán de la naturaleza para ser cabalmente habitables. Sabemos que las áreas verdes urbanas no solamente son espacios hermosos de recreación, sino que también afectan positivamente la mente y la vida de quienes las habitan (eso sin mencionar los beneficios energéticos de estar en contacto con las plantas). Por todas estas razones y para fortuna de los habitantes de muchas metrópolis, los proyectos de reforestación de las ciudades del mundo, en todos sus formatos, son cada vez más comunes.

Recientemente, en la ciudad de Miami se inició un proyecto de estas características que transformará un poco más de 16 kilómetros en un enorme parque linear llamado The Underline. Esta área se encuentra bajo el tren elevado del sistema de transporte público de esta importante ciudad de Florida, y hasta hace poco se encontraba en completo desuso.

El proyecto nació en la mente de Meg Daly quien, tras romperse el brazo hace unos cuatro años, comenzó a usar el Miami Metrorail; fue así como ella notó, por primera vez, la cantidad de espacio en desuso que se encontraba bajo estas vías elevadas. Fue así como Daly creó Friends of the Underline, una fundación para desarrollar un proyecto que activara esta área abandonada de la ciudad.

La idea de utilizar este espacio de esta específica manera es muy similar la conceptualización de la High Line de Nueva York (un parque elevado que se construyó en las vías de la extinta compañía de ferrocarriles del New York Central Railroad) y, de hecho, su planeación corre a cargo de la misma firma que actualmente desarrolla el proyecto de la Underline, James Corner Field Operations.

Este corredor, que aún se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo y que será concluido en 2020, será un parque y también un espacio para los deportes, el arte y la cultura en la ciudad de Miami —contará con canchas de pelota, espacios para hacer yoga, un foro al aire libre, además de kilómetros de áreas verdes que serán el hogar de varias especies de árboles y también de un gran número de orquídeas nativas. Pero la finalidad esencial de la Underline será la de fungir como un espacio de reunión para los habitantes de esta ciudad. El enorme parque se conectará también con varias redes de transporte para facilitar su acceso y tránsito.

La construcción de la Underline pretende ser gentil con el planeta y hará uso de materiales sustentables, además de colaborar de cerca con distintas instituciones dedicadas a la construcción autosustentable y el urbanismo ecológico. La existencia de este futuro parque es una excelente noticia para los habitantes de esta ciudad de Estados Unidos, y también para el incipiente desarrollo de un urbanismo más sofisticado y conciente.

 

 

 

Imagen: Creative Commons