Al norte de Nebraska, en Estados Unidos, existe un extraño homenaje a las míticas ruinas inglesas de Stonehenge: un total de 39 automóviles viejos dispuestos a cielo abierto, pintados del color de la piedra, se erigen desde 1987 como un monumento megalítico moderno —y como un memorial al padre de su creador, el artista Jim Reinders—, un lugar conocido como Carhenge.

Este único e inusual paisaje fue elegido para la creación del timelapse titulado STORMHENGE, realizado por Skyglow, un colectivo de artistas que, a través de fotografías y videos, han documentado los cielos nocturnos de Estados Unidos para crear conciencia sobre la contaminación lumínica (que afecta, por ejemplo, los patrones migratorios de varias especies de animales y la salud humana, entre otros muchos efectos). Se trata, finalmente, de un proyecto que nos recuerda nuestro derecho a ver las estrellas.

Como parte de este valioso esfuerzo, los artistas Harun Mehmedinovic y Gavin Heffernan utilizaron material de cuatro grabaciones diferentes, realizadas entre 2015 y 2017, que captan impresionantes fenómenos como tormentas y el más reciente eclipse de sol, además de imponentes tomas de estrellas y constelaciones.

Entre enormes cúmulos de nubes y tormentas, amaneceres y atardeceres, rayos y estrellas fugaces, además de un sobrecogedor eclipse y una épica musicalización, este hipnotizante video nos muestra el cielo y sus fenómenos, además de hablarnos sobre las fascinantes posibilidades estéticas del formato timelapse.

Al norte de Nebraska, en Estados Unidos, existe un extraño homenaje a las míticas ruinas inglesas de Stonehenge: un total de 39 automóviles viejos dispuestos a cielo abierto, pintados del color de la piedra, se erigen desde 1987 como un monumento megalítico moderno —y como un memorial al padre de su creador, el artista Jim Reinders—, un lugar conocido como Carhenge.

Este único e inusual paisaje fue elegido para la creación del timelapse titulado STORMHENGE, realizado por Skyglow, un colectivo de artistas que, a través de fotografías y videos, han documentado los cielos nocturnos de Estados Unidos para crear conciencia sobre la contaminación lumínica (que afecta, por ejemplo, los patrones migratorios de varias especies de animales y la salud humana, entre otros muchos efectos). Se trata, finalmente, de un proyecto que nos recuerda nuestro derecho a ver las estrellas.

Como parte de este valioso esfuerzo, los artistas Harun Mehmedinovic y Gavin Heffernan utilizaron material de cuatro grabaciones diferentes, realizadas entre 2015 y 2017, que captan impresionantes fenómenos como tormentas y el más reciente eclipse de sol, además de imponentes tomas de estrellas y constelaciones.

Entre enormes cúmulos de nubes y tormentas, amaneceres y atardeceres, rayos y estrellas fugaces, además de un sobrecogedor eclipse y una épica musicalización, este hipnotizante video nos muestra el cielo y sus fenómenos, además de hablarnos sobre las fascinantes posibilidades estéticas del formato timelapse.