En 1936, Antonin Artaud viajó a México para sumergirse en uno de sus desiertos. En medio de un desgastante tratamiento psiquiátrico, el poeta —que entonces tenía 40 años— había llegado al país latinoamericano para dar algunas conferencias sobre marxismo y surrealismo en la Universidad Nacional. Pero rápidamente fue llamado por la cultura tarahumara (Rarámuri en su propia lengua), grupo indígena del norte mexicano con una antigua tradición de medicina ritual que utiliza el peyote como planta curativa y sagrada. Así, el artista nacido en Marsella se adentró en el desierto y, durante ese viaje, concibió La danza del peyote, una colección de poemas que nacieron de su breve contacto con la sociedad tarahumara y sus rituales.

Las piezas de Artaud contenidas en dicho poemario inspiraron, a su vez, la creación de un álbum reciente, The Peyote Dance, que gira alrededor de Antonin Artaud y su viaje a México. Éste es el primero de una trilogía dedicada a tres poetas franceses (Antonin Artaud, Arthur Rimbaud and René Daumal) llamada The Perfect Vision —que corre a cargo del colectivo de artistas sonoros experimentales Soundwalk Collective, basado en Nueva York y Berlín.

imagen1artaud
 

Para la realización de las extrañas y hermosas piezas sonoras que conforman The Peyote Dance, el grupo de artistas viajó a la Sierra Tarahumara, donde se hicieron grabaciones de los ambientes del desierto, se registraron sonidos hechos con objetos tomados del entorno natural —como piedras, arena y palos—, además de utilizar instrumentos musicales tradicionales rarámuris. En algunos casos, los poemas y otros textos de Artaud son leídos sobre esta alucinante cama de sonidos. La idea era evocar los ambientes que alguna vez abrazaron a Artaud durante su travesía, como una forma de seguir sus huellas y, tal vez, de tener un atisbo de su visión. El disco fue hecho en colaboración con Patti Smith, Leonardo Heiblum y Nicolas Becker, y recibió el apoyo de la Analogue Foundation; además cuenta con algunas voces grabadas por el actor mexicano Gael García Bernal.

‘The New Revelations’ (‘Las nuevas revelaciones’), que ostenta la voz y canto de Smith, se ha publicado a manera de primicia. El álbum puede ser descargado a través de la disquera Bella Union. En algún lugar entre la poesía, la música y el arte sonoro, The Peyote Dance brilla como una joya rara porque delinea —a través del sonido— un espacio sagrado que, hace décadas, habitó la cabeza de uno de los poetas más brillante de la lengua francesa.

 

 

 

Imágenes: 1) antonin artaud – Creative Commons 2) Soundwalk Collective (Stephan Crasneanscki, Simone Merli), fotografía de Vanina Sorrenti – Patti Smith, fotografía de Jesse Paris Smith.

En 1936, Antonin Artaud viajó a México para sumergirse en uno de sus desiertos. En medio de un desgastante tratamiento psiquiátrico, el poeta —que entonces tenía 40 años— había llegado al país latinoamericano para dar algunas conferencias sobre marxismo y surrealismo en la Universidad Nacional. Pero rápidamente fue llamado por la cultura tarahumara (Rarámuri en su propia lengua), grupo indígena del norte mexicano con una antigua tradición de medicina ritual que utiliza el peyote como planta curativa y sagrada. Así, el artista nacido en Marsella se adentró en el desierto y, durante ese viaje, concibió La danza del peyote, una colección de poemas que nacieron de su breve contacto con la sociedad tarahumara y sus rituales.

Las piezas de Artaud contenidas en dicho poemario inspiraron, a su vez, la creación de un álbum reciente, The Peyote Dance, que gira alrededor de Antonin Artaud y su viaje a México. Éste es el primero de una trilogía dedicada a tres poetas franceses (Antonin Artaud, Arthur Rimbaud and René Daumal) llamada The Perfect Vision —que corre a cargo del colectivo de artistas sonoros experimentales Soundwalk Collective, basado en Nueva York y Berlín.

imagen1artaud
 

Para la realización de las extrañas y hermosas piezas sonoras que conforman The Peyote Dance, el grupo de artistas viajó a la Sierra Tarahumara, donde se hicieron grabaciones de los ambientes del desierto, se registraron sonidos hechos con objetos tomados del entorno natural —como piedras, arena y palos—, además de utilizar instrumentos musicales tradicionales rarámuris. En algunos casos, los poemas y otros textos de Artaud son leídos sobre esta alucinante cama de sonidos. La idea era evocar los ambientes que alguna vez abrazaron a Artaud durante su travesía, como una forma de seguir sus huellas y, tal vez, de tener un atisbo de su visión. El disco fue hecho en colaboración con Patti Smith, Leonardo Heiblum y Nicolas Becker, y recibió el apoyo de la Analogue Foundation; además cuenta con algunas voces grabadas por el actor mexicano Gael García Bernal.

‘The New Revelations’ (‘Las nuevas revelaciones’), que ostenta la voz y canto de Smith, se ha publicado a manera de primicia. El álbum puede ser descargado a través de la disquera Bella Union. En algún lugar entre la poesía, la música y el arte sonoro, The Peyote Dance brilla como una joya rara porque delinea —a través del sonido— un espacio sagrado que, hace décadas, habitó la cabeza de uno de los poetas más brillante de la lengua francesa.

 

 

 

Imágenes: 1) antonin artaud – Creative Commons 2) Soundwalk Collective (Stephan Crasneanscki, Simone Merli), fotografía de Vanina Sorrenti – Patti Smith, fotografía de Jesse Paris Smith.