No sorprende que después de tantas empresas para explicar la función y construcción de Stonehenge, sin que se haya llegado a un consenso definitivo, no exista referencia alguna que muestre fotografías de cada roca desde ángulos directos, que sería lo más sencillo y sensato.

Stonehenge, sin duda el más asombroso de todos los monumentos megalíticos, ha aceptado todo tipo de leyendas y ocurrencias humanas, y aunque permanece impermeable a todas ellas, en el imaginario colectivo se ha convertido en un amalgama complejo de mitos e interpretaciones. Por ello este anuncio está lleno de frescura: el sitio Stones of Stonehenge pretende catalogar y describir físicamente cada una de las rocas que forman las imponentes ruinas circulares, de la manera más simple posible.

Stones of Stonehenge es aún un trabajo en proceso. No todas las rocas tienen su propia página, pero eventualmente la tendrán. El sistema de numeración de las rocas es el divisado por W.M. Flinders Petrie en el siglo XIX, y que sigue vigente al día de hoy de acuerdo a arqueólogos e investigadores. Petrie resolvió numerar las rocas en orden ascendente en dirección de las manecillas del reloj desde el axis central del monumento, y parece funcionar bien. Así, la roca número 1 es la que está inmediatamente hacia el este del eje sobre el círculo externo.

El sitio web se limita a compartir las propiedades físicas de cada una de las rocas y mostrar su lugar en el hermoso baile megalítico y su posición relativa al solsticio. Nada más. Es una buena manera de amistarse con el sitio antes de una visita, o acaso es también la manera más saludable de introducirse a la formación roca por roca: llegar algún día a ese magnífico Todo que enmarca este escenario lítico, a partir de intimar con cada una de sus piezas.

No sorprende que después de tantas empresas para explicar la función y construcción de Stonehenge, sin que se haya llegado a un consenso definitivo, no exista referencia alguna que muestre fotografías de cada roca desde ángulos directos, que sería lo más sencillo y sensato.

Stonehenge, sin duda el más asombroso de todos los monumentos megalíticos, ha aceptado todo tipo de leyendas y ocurrencias humanas, y aunque permanece impermeable a todas ellas, en el imaginario colectivo se ha convertido en un amalgama complejo de mitos e interpretaciones. Por ello este anuncio está lleno de frescura: el sitio Stones of Stonehenge pretende catalogar y describir físicamente cada una de las rocas que forman las imponentes ruinas circulares, de la manera más simple posible.

Stones of Stonehenge es aún un trabajo en proceso. No todas las rocas tienen su propia página, pero eventualmente la tendrán. El sistema de numeración de las rocas es el divisado por W.M. Flinders Petrie en el siglo XIX, y que sigue vigente al día de hoy de acuerdo a arqueólogos e investigadores. Petrie resolvió numerar las rocas en orden ascendente en dirección de las manecillas del reloj desde el axis central del monumento, y parece funcionar bien. Así, la roca número 1 es la que está inmediatamente hacia el este del eje sobre el círculo externo.

El sitio web se limita a compartir las propiedades físicas de cada una de las rocas y mostrar su lugar en el hermoso baile megalítico y su posición relativa al solsticio. Nada más. Es una buena manera de amistarse con el sitio antes de una visita, o acaso es también la manera más saludable de introducirse a la formación roca por roca: llegar algún día a ese magnífico Todo que enmarca este escenario lítico, a partir de intimar con cada una de sus piezas.

Etiquetado: , ,