Las emociones se perciben como asunto personal, íntimo, subjetivo, que solo atañe a quien las siente y las proyecta. No obstante, la inevitable convivencia social también nos enseña que compartimos un ánimo colectivo, una nube plural hecha de los humores de decenas, cientos, miles o millones de personas que se encuentran en sintonía temperamental.

Para ensayar un posible termómetro de esos sentimientos simultáneos, el proyecto We Feel Fine, (Nos sentimos bien), impulsado por los programadores Jonathan Harris y Sep Kamvar, utiliza el Internet para mostrar en tiempo real lo que la gente en el mundo siente en determinado instante.

WEFEEL IIIAsí, cada vez que una persona publica en un blog algo que comienza con, o contenga la frase “I feel…”, (“Me siento…”), el sistema recoge la referencia y la clasifica según el amplio espectro emocional que del ser humano: desde los más generales y comunes “I feel good”, (“Me siento bien”), a los más específicos y por ello menos frecuentes como el “I feel awake” (“Me siento despierto”).

La interfaz de We Feel Fine, sumamente creativa y completa, tiene un diseño que facilita la lectura de la data; propone variables y formas distintas de explorar esta nube inquieta de pensamientos emocionales de un modo ingenioso, lo suficiente como para mantener cautiva la curiosidad del navegante.

Y aun con las limitaciones propias de una base de datos enfocada únicamente en el universo anglófono, We Feel Fine se presenta como un atisbo interesante, fructífero, a ese océano inconmensurable y en agitación perpetua que la emocionalidad personal y colectiva y la necesidad de publicarla en línea.

Las emociones se perciben como asunto personal, íntimo, subjetivo, que solo atañe a quien las siente y las proyecta. No obstante, la inevitable convivencia social también nos enseña que compartimos un ánimo colectivo, una nube plural hecha de los humores de decenas, cientos, miles o millones de personas que se encuentran en sintonía temperamental.

Para ensayar un posible termómetro de esos sentimientos simultáneos, el proyecto We Feel Fine, (Nos sentimos bien), impulsado por los programadores Jonathan Harris y Sep Kamvar, utiliza el Internet para mostrar en tiempo real lo que la gente en el mundo siente en determinado instante.

WEFEEL IIIAsí, cada vez que una persona publica en un blog algo que comienza con, o contenga la frase “I feel…”, (“Me siento…”), el sistema recoge la referencia y la clasifica según el amplio espectro emocional que del ser humano: desde los más generales y comunes “I feel good”, (“Me siento bien”), a los más específicos y por ello menos frecuentes como el “I feel awake” (“Me siento despierto”).

La interfaz de We Feel Fine, sumamente creativa y completa, tiene un diseño que facilita la lectura de la data; propone variables y formas distintas de explorar esta nube inquieta de pensamientos emocionales de un modo ingenioso, lo suficiente como para mantener cautiva la curiosidad del navegante.

Y aun con las limitaciones propias de una base de datos enfocada únicamente en el universo anglófono, We Feel Fine se presenta como un atisbo interesante, fructífero, a ese océano inconmensurable y en agitación perpetua que la emocionalidad personal y colectiva y la necesidad de publicarla en línea.

Etiquetado: , , ,