Los beneficios de la meditación son cada vez más claros. Quien haya practicado esta técnica lo sabrá, ya que los resultados son contundentes y llegan siempre a tiempo. Pero para aquellos que aún no se han dado la oportunidad de sumergirse en las mieles de esta psicotecnología, quizá se sientan animados luego de conocer este puñado de talentosos personajes que, entre muchos otros, se han servido de dicha práctica para mejorar de forma integral sus respectivas vidas –tanto en un plano profesional como personal, creativo e incluso místico.

Hay quien afirma que la meditación es la herramienta más valiosa que tenemos para evolucionar. Y aunque esta aseveración es imposible de comprobar y en esencia subjetiva, al menos parece difícil descartarla con argumentos convincentes.

Kurt Vonnegut: La esposa y la hija de Vonnegut fueron seguidoras devotas de la Meditación Transcendental, y aunque él lo fuera en menor grado, creía que la escritura era una forma de meditación. “Yo creo que leer y escribir son las formas más estimulantes de meditación que se han descubierto hasta ahora. Al leer la escritura de las mentes más interesantes de la historia, meditamos con nuestras propias mentes con las de ellos también. Esto para mi es un milagro”.

Buckminster Fuller: Famoso por sus domos geodésicos y su empática cosmovisión, Bucky Fuller fue un gran promotor de la práctica meditativa: creía que la meditación debe ser usada para el bien de todos, y para contribuir a crear un mundo más creativo, pacífico y sustentable.

Howard Stern: Aunque podría parecer poco creíble que esta estrella de la radio subversiva tenga algo que ver con la meditación; Stern es, de hecho, un gran admirador de esta práctica. Iniciado en la técnica por su madre, Stern lleva meditando desde los dieciocho años, utilizándola para relajarse e incluso para dejar de fumar.

David Lynch: Uno de los devotos más grandes de Hollywood de la Meditación Trascendental, Lynch lleva practicando desde 1973. Fundó la David Lynch Foundation, en la cual recauda dinero para la enseñanza de MT. El cineasta considera que la meditación ayuda a dirigir los procesos creativos, y a reducir el dolor existencial que todos llevamos dentro.

Martin Scorsese: Aunque hace relativamente poco que el genial director descubriera la meditación, apuntó que ésta ha tenido un gran impacto en su vida. “En los últimos años he estado practicando meditación. Es difícil describir el efecto que ha tenido en mi vida. Acaso puedo mencionar algunas palabras: calma, claridad, un balance y, a veces, un entendimiento. Ha hecho la diferencia”.

Jerry Seinfeld: El comediante Jerry Seinfeld ha meditando por cuarenta años, y atribuje a este ejercicio el haber logrado una calma hasta entonces inédita en su vida.

Mick Jagger: Alguna vez conocido por su hábitos de fiesta y derroche, Jagger utiliza ahora otros métodos para desenvolverse. Dedica mucho tiempo a la meditación, incluso yendo a Laos por largos periodos de tiempo para meditar con los monjes budistas.

Steve Jobs: Jobs torno a la compañía Apple en un gigante tecnológico, y parte de su éxito puede acreditarse a la meditación. Jobs consideraba que la meditación Zen le enseñó a concentrarse y a ignorar distracciones, un factor clave para lograr cualquier meta.

Al Gore: Antiguo vicepresidente y activista del calentamiento global, al igual que Bill Clinton ha adoptado la meditación como una manera de reducir el estrés y dirigir sus pensamientos a un punto específico.

 .

Los beneficios de la meditación son cada vez más claros. Quien haya practicado esta técnica lo sabrá, ya que los resultados son contundentes y llegan siempre a tiempo. Pero para aquellos que aún no se han dado la oportunidad de sumergirse en las mieles de esta psicotecnología, quizá se sientan animados luego de conocer este puñado de talentosos personajes que, entre muchos otros, se han servido de dicha práctica para mejorar de forma integral sus respectivas vidas –tanto en un plano profesional como personal, creativo e incluso místico.

Hay quien afirma que la meditación es la herramienta más valiosa que tenemos para evolucionar. Y aunque esta aseveración es imposible de comprobar y en esencia subjetiva, al menos parece difícil descartarla con argumentos convincentes.

Kurt Vonnegut: La esposa y la hija de Vonnegut fueron seguidoras devotas de la Meditación Transcendental, y aunque él lo fuera en menor grado, creía que la escritura era una forma de meditación. “Yo creo que leer y escribir son las formas más estimulantes de meditación que se han descubierto hasta ahora. Al leer la escritura de las mentes más interesantes de la historia, meditamos con nuestras propias mentes con las de ellos también. Esto para mi es un milagro”.

Buckminster Fuller: Famoso por sus domos geodésicos y su empática cosmovisión, Bucky Fuller fue un gran promotor de la práctica meditativa: creía que la meditación debe ser usada para el bien de todos, y para contribuir a crear un mundo más creativo, pacífico y sustentable.

Howard Stern: Aunque podría parecer poco creíble que esta estrella de la radio subversiva tenga algo que ver con la meditación; Stern es, de hecho, un gran admirador de esta práctica. Iniciado en la técnica por su madre, Stern lleva meditando desde los dieciocho años, utilizándola para relajarse e incluso para dejar de fumar.

David Lynch: Uno de los devotos más grandes de Hollywood de la Meditación Trascendental, Lynch lleva practicando desde 1973. Fundó la David Lynch Foundation, en la cual recauda dinero para la enseñanza de MT. El cineasta considera que la meditación ayuda a dirigir los procesos creativos, y a reducir el dolor existencial que todos llevamos dentro.

Martin Scorsese: Aunque hace relativamente poco que el genial director descubriera la meditación, apuntó que ésta ha tenido un gran impacto en su vida. “En los últimos años he estado practicando meditación. Es difícil describir el efecto que ha tenido en mi vida. Acaso puedo mencionar algunas palabras: calma, claridad, un balance y, a veces, un entendimiento. Ha hecho la diferencia”.

Jerry Seinfeld: El comediante Jerry Seinfeld ha meditando por cuarenta años, y atribuje a este ejercicio el haber logrado una calma hasta entonces inédita en su vida.

Mick Jagger: Alguna vez conocido por su hábitos de fiesta y derroche, Jagger utiliza ahora otros métodos para desenvolverse. Dedica mucho tiempo a la meditación, incluso yendo a Laos por largos periodos de tiempo para meditar con los monjes budistas.

Steve Jobs: Jobs torno a la compañía Apple en un gigante tecnológico, y parte de su éxito puede acreditarse a la meditación. Jobs consideraba que la meditación Zen le enseñó a concentrarse y a ignorar distracciones, un factor clave para lograr cualquier meta.

Al Gore: Antiguo vicepresidente y activista del calentamiento global, al igual que Bill Clinton ha adoptado la meditación como una manera de reducir el estrés y dirigir sus pensamientos a un punto específico.

 .

Etiquetado: , , ,