When you go to an art gallery you are simply a tourist looking at the trophy cabinet of a few millionaires.

-Banksy

En 2007, los dueños de una casa que tenía un mural de Banksy vendieron su propiedad a través de una conocida galería de arte inglesa, luego de que algunos posibles compradores plantearon la posibilidad de “extraer” el mural. En el catálogo aparecía descrita como un mural que tenía una casa adherida a él.

Se cree que nació en 1974 y que creció en Bristol, Inglaterra. Banksy apareció en el mundo del arte urbano a principios de la década de los noventas, integrándose a lo que se conoce como la escena underground de Bristol. Pocos años después, comenzó a utilizar el esténcil para plasmar sus dibujos y mensajes, mostrando desde entonces un punzante humor negro y una notable acidez crítica.

Su trayectoria, el misterio que rodea a su persona —que hasta hoy se mantiene oficialmente anónima— y su rebeldía, han llamado asieron la atención mundial. Se trata de un personaje que cambió, de muchas formas, al mundo del arte contemporáneo. Pocos años después de su aparición, se acuñó el término Banksy Effect —efecto Banksy—, una especie de toque de Midas que puede hacer que cualquier cosa que este artista pinte en cualquier muro de cualquier ciudad, la transformará en una mina de oro. Esta es una alarmante paradoja si se toma en cuenta el desprecio que Banksy siente abiertamente por el mercado del arte.

Artista urbano, pintor, cineasta y activista político, Banksy ha logrado poner evidencia, a través de sus imágenes, happenings, películas y eslóganes, la arrogancia y la arbitrariedad que reinan en muchos sectores del mundo del arte. Su obra y su decisión de permanecer anónimo cuestionan de una manera profunda e irreversible la figura del artista y la relación que existe en el mundo actual entre la obra de arte y su valor comercial, entre la calidad del objeto artístico y su valor como parte de una moda fetichista rara vez cuestionada.

Utilizando esténciles de ratas, simios, policías, viejos y niños se ha burlado de quienes pagan miles de libras por su obra. Además, ha puesto en duda la legitimidad de la libertad en la que se nos ha dicho que vivimos, ya sea en términos sexuales, políticos o, simplemente, humanos.

Su uso de elementos previamente existentes en el paisaje urbano también lo convierte en un artífice creador y gran revolucionario del propio concepto de la ciudad y lo urbano. Banksy también ha hecho evidente la delgada línea entre el vandalismo y la genialidad artística, las bellas artes y el arte popular. Por todo esto, este personaje pasará probablemente a la historia, más que como un artista con capacidades fuera de lo común, como un activo y brillante ideólogo rebelde del arte.

When you go to an art gallery you are simply a tourist looking at the trophy cabinet of a few millionaires.

-Banksy

En 2007, los dueños de una casa que tenía un mural de Banksy vendieron su propiedad a través de una conocida galería de arte inglesa, luego de que algunos posibles compradores plantearon la posibilidad de “extraer” el mural. En el catálogo aparecía descrita como un mural que tenía una casa adherida a él.

Se cree que nació en 1974 y que creció en Bristol, Inglaterra. Banksy apareció en el mundo del arte urbano a principios de la década de los noventas, integrándose a lo que se conoce como la escena underground de Bristol. Pocos años después, comenzó a utilizar el esténcil para plasmar sus dibujos y mensajes, mostrando desde entonces un punzante humor negro y una notable acidez crítica.

Su trayectoria, el misterio que rodea a su persona —que hasta hoy se mantiene oficialmente anónima— y su rebeldía, han llamado asieron la atención mundial. Se trata de un personaje que cambió, de muchas formas, al mundo del arte contemporáneo. Pocos años después de su aparición, se acuñó el término Banksy Effect —efecto Banksy—, una especie de toque de Midas que puede hacer que cualquier cosa que este artista pinte en cualquier muro de cualquier ciudad, la transformará en una mina de oro. Esta es una alarmante paradoja si se toma en cuenta el desprecio que Banksy siente abiertamente por el mercado del arte.

Artista urbano, pintor, cineasta y activista político, Banksy ha logrado poner evidencia, a través de sus imágenes, happenings, películas y eslóganes, la arrogancia y la arbitrariedad que reinan en muchos sectores del mundo del arte. Su obra y su decisión de permanecer anónimo cuestionan de una manera profunda e irreversible la figura del artista y la relación que existe en el mundo actual entre la obra de arte y su valor comercial, entre la calidad del objeto artístico y su valor como parte de una moda fetichista rara vez cuestionada.

Utilizando esténciles de ratas, simios, policías, viejos y niños se ha burlado de quienes pagan miles de libras por su obra. Además, ha puesto en duda la legitimidad de la libertad en la que se nos ha dicho que vivimos, ya sea en términos sexuales, políticos o, simplemente, humanos.

Su uso de elementos previamente existentes en el paisaje urbano también lo convierte en un artífice creador y gran revolucionario del propio concepto de la ciudad y lo urbano. Banksy también ha hecho evidente la delgada línea entre el vandalismo y la genialidad artística, las bellas artes y el arte popular. Por todo esto, este personaje pasará probablemente a la historia, más que como un artista con capacidades fuera de lo común, como un activo y brillante ideólogo rebelde del arte.

Etiquetado: , ,