La música country y el blues del sur de Estados Unidos tienen un fuerte componente geográfico: los paisajes del Delta del Mississippi y las planicies desérticas del Desierto de Mojave han atravesado los mapas y los tiempos para inmortalizarse en canciones que los viajeros siguen entonando.

La canción “I’ve Been Everywhere” fue grabada por primera vez por Lucky Starr en 1962, pero intérpretes posteriores han cambiado eventualmente la letra para dar cuenta de los muchos lugares que han visitado, tanto en la realidad como en su imaginación.

Probablemente la versión más famosa sea la del legendario Johnny Cash. Según su versión de la canción, él ha estado en

Reno, Chicago, Fargo, Minnesota

Buffalo, Toronto, Winslow, Sarasota

Wichita, Tulsa, Ottawa, Oklahoma

Tampa, Panama, Mattawa, La Paloma

Bangor, Baltimore, Salvador, Amarillo

Tocopilla, Barranquilla, and Padilla, I’m a killer

[…]

I’ve been to:

Boston, Charleston, Dayton, Louisiana

Washington, Houston, Kingston, Texarkana

Monterey, Faraday, Santa Fe, Tallapoosa

Glen Rock, Black Rock, Little Rock, Oskaloosa

Tennessee, Hennessee, Chicopee, Spirit Lake

Grand Lake, Devil’s Lake, Crater Lake, for Pete’s sake

¡Y esos ni siquiera son todos los lugares que menciona la canción!

Para darnos una idea de la larga distancia recorrida por el trovador errante, Iain Mullan ideó este mapa dinámico en Google Maps, donde podemos ver, al ritmo de la canción, todos los lugares donde Johnny ha estado.

En total, la canción cubre 181,075 kilómetros y no sólo en los Estados Unidos, sino en varios países de Centro y Sudamérica. Una muestra más de que la música puede viajar muy lejos (e ir dejando huella).

.

La música country y el blues del sur de Estados Unidos tienen un fuerte componente geográfico: los paisajes del Delta del Mississippi y las planicies desérticas del Desierto de Mojave han atravesado los mapas y los tiempos para inmortalizarse en canciones que los viajeros siguen entonando.

La canción “I’ve Been Everywhere” fue grabada por primera vez por Lucky Starr en 1962, pero intérpretes posteriores han cambiado eventualmente la letra para dar cuenta de los muchos lugares que han visitado, tanto en la realidad como en su imaginación.

Probablemente la versión más famosa sea la del legendario Johnny Cash. Según su versión de la canción, él ha estado en

Reno, Chicago, Fargo, Minnesota

Buffalo, Toronto, Winslow, Sarasota

Wichita, Tulsa, Ottawa, Oklahoma

Tampa, Panama, Mattawa, La Paloma

Bangor, Baltimore, Salvador, Amarillo

Tocopilla, Barranquilla, and Padilla, I’m a killer

[…]

I’ve been to:

Boston, Charleston, Dayton, Louisiana

Washington, Houston, Kingston, Texarkana

Monterey, Faraday, Santa Fe, Tallapoosa

Glen Rock, Black Rock, Little Rock, Oskaloosa

Tennessee, Hennessee, Chicopee, Spirit Lake

Grand Lake, Devil’s Lake, Crater Lake, for Pete’s sake

¡Y esos ni siquiera son todos los lugares que menciona la canción!

Para darnos una idea de la larga distancia recorrida por el trovador errante, Iain Mullan ideó este mapa dinámico en Google Maps, donde podemos ver, al ritmo de la canción, todos los lugares donde Johnny ha estado.

En total, la canción cubre 181,075 kilómetros y no sólo en los Estados Unidos, sino en varios países de Centro y Sudamérica. Una muestra más de que la música puede viajar muy lejos (e ir dejando huella).

.

Etiquetado: , , , ,