“The object of the artist is the creation of the beautiful. What the beautiful is, is another question.

James Joyce, A Portrait of the Artist as a Young Man

Para casi todos existe un momento decisivo a partir del cual las cosas nunca vuelven a ser iguales; decisiones que se toman o experiencias de las cuales no hay regreso; epifanías a la mitad de la noche o pérdidas dolorosas que nos obligan a percibir la vida de otra manera. Sin embargo, esos momentos en que alguien decide crear una obra específica abarcan distintos rangos de sucesos y decisiones o, en ocasiones, es algo que simplemente ocurre, sin una voluntad previa.

La creatividad, la imaginación, el talento, el conocimiento y la elocuencia son algunas de las características que comúnmente se relacionan con la figura del artista. Pero es la sensibilidad la que lo transforma en un personaje diferente a todos los demás. Los artistas son aquellos capaces de “leer entre líneas” y encontrar señales en sucesos aparentemente vacíos de significado. Son los personajes que encuentran la belleza –lo que sea que signifique- en lugares donde otras personas no la ven, y la hacen evidente para los demás.

Así, la rebeldía en contra de las tradiciones familiares, el profundo dolor de un rompimiento amoroso, el impulso destructor que todos tenemos dentro o un pequeño destello en las profundidades de un lago, puede ser, para algunos, una señal inequívoca del papel que habrán de jugar en este mundo, o una fuente de inspiración para algo que solamente ellos pueden decir. Es por esto que el artista, en el mundo antiguo, es un ser iluminado, un creador, más cerca que el resto de las personas a la sabiduría y a la divinidad. Pues es a través de su mirada que los demás acceden a nuevas visiones.

En este video, seis artistas contemporáneos (Jonathan Meese, Bill Viola, Elina Brotherus, Yayoi Kusama, Pipilotti Rist y Leigh Ledare), hablan de los momentos o sucesos que los llevaron a optar por el arte como su modo de vida o a crear algunas de sus obras más notables.

“The object of the artist is the creation of the beautiful. What the beautiful is, is another question.

James Joyce, A Portrait of the Artist as a Young Man

Para casi todos existe un momento decisivo a partir del cual las cosas nunca vuelven a ser iguales; decisiones que se toman o experiencias de las cuales no hay regreso; epifanías a la mitad de la noche o pérdidas dolorosas que nos obligan a percibir la vida de otra manera. Sin embargo, esos momentos en que alguien decide crear una obra específica abarcan distintos rangos de sucesos y decisiones o, en ocasiones, es algo que simplemente ocurre, sin una voluntad previa.

La creatividad, la imaginación, el talento, el conocimiento y la elocuencia son algunas de las características que comúnmente se relacionan con la figura del artista. Pero es la sensibilidad la que lo transforma en un personaje diferente a todos los demás. Los artistas son aquellos capaces de “leer entre líneas” y encontrar señales en sucesos aparentemente vacíos de significado. Son los personajes que encuentran la belleza –lo que sea que signifique- en lugares donde otras personas no la ven, y la hacen evidente para los demás.

Así, la rebeldía en contra de las tradiciones familiares, el profundo dolor de un rompimiento amoroso, el impulso destructor que todos tenemos dentro o un pequeño destello en las profundidades de un lago, puede ser, para algunos, una señal inequívoca del papel que habrán de jugar en este mundo, o una fuente de inspiración para algo que solamente ellos pueden decir. Es por esto que el artista, en el mundo antiguo, es un ser iluminado, un creador, más cerca que el resto de las personas a la sabiduría y a la divinidad. Pues es a través de su mirada que los demás acceden a nuevas visiones.

En este video, seis artistas contemporáneos (Jonathan Meese, Bill Viola, Elina Brotherus, Yayoi Kusama, Pipilotti Rist y Leigh Ledare), hablan de los momentos o sucesos que los llevaron a optar por el arte como su modo de vida o a crear algunas de sus obras más notables.

Etiquetado: , , , , ,